• Chile estuvo impecable en el juego aéreo, el fuerte de los colombianos. Vidal Maripán y Pulgar, determinantes en esa faceta del juego.
  • La Roja de Todos sigue celebrando y riendo en Brasil. Esta vez dejaron eclipsados a Colombia en un partido de alto vuelto jugado en Sao Paulo.
Crédito fotografía: 
Efe
El actual campeón de la Copa América se clasificó a las semifinales del torneo que se disputa en Brasil, al doblegar a Colombia en dramática definición desde los doce pasos. El equipo de Reinaldo Rueda mostró madurez y equilibrio en un partido muy trabado y buscará avanzar a su tercera final después de las ganadas en 2015 y 2016, ante Uruguay o Perú que se enfrentan hoy.

Chile avanza con propiedad y jerarquía en la Copa América de Brasil. En el peor de los casos, el equipo que dirige el colombiano Reinaldo Rueda, disputará el partido por el tercer y cuarto lugar el sábado 6 de julio. Sin embargo, el objetivo de los nacionales es llegar a jugar su tercera final de manera consecutiva el domingo 7 ante Argentina o Brasil. Antes, en semifinales, se verá las caras con Uruguay o Perú, que hoy se enfrentarán en Salvador de Bahía.

Y para llegar a estar nuevamente entre los cuatro mejores del continente, la Roja doblegó en una dramática definición de lanzamientos penales, tras igualar en el tiempo reglamentario 0-0, a Colombia, en uno de los mejores compromisos de la cita de selecciones.

El cotejo celebrado en el Arena Corinthians de Sao Paulo, mostró a un Chile maduro, convencido de su trabajo táctico, cautelando y controlando a un rival que llegaba invicto en su fase de clasificación, sin recibir goles y con los pergaminos y favoritismo de muchos entendidos. Pese a ello, Chile fue el mejor de principio a fin, en especial cuando logró adaptarse al rival que en los comienzos de cada partido, se mostró brioso y agresivo en la marca.

Sin embargo, y con el correr de los minutos, la estructura criolla comenzó a mostrar el juego inteligente y hasta pragmático. Cortó los circuitos de James Rodríguez en los cafeteros y con ello comenzaron a desaparecer las conexiones ofensivas de los hombres de Carlos Queiros.  En un partido de mucho respeto, Vidal, Aránguiz y Pulgar se posicionaron en la zona de volantes, permitiendo la generación de oportunidades gracias a la movilidad de desplazamientos en los que participaban Beausejour y el mismo Mauricio Isla. Ese sometimiento que imponían los chilenos hizo que se crearan oportunidades ante el meta Ospina, aunque el sistema VAR (video de asistencia de los árbitros) le jugó en contra en esta ocasión.

 

Gol de charles

Una rápida salida por la izquierda en la que Alexis Sánchez espera el avance de “Bose”, permite el centro del lateral azul que el portero colombiano no logra despejar y que Charles Aránguiz logra impulsar para que traspase la línea de sentencia. Era el 1-0 a los 15’ poniendo justicia en lo que ya ocurría en cancha. El juez argentino Néstor Pitana, por insinuación del asistente electrónico, anuló la acción por un leve adelantamiento de Sánchez. Pese a la decepción, los chilenos no se amilanaron y se fueron al descanso con la dulce sensación de volver a ser un equipo copero.

Y en la etapa final, nuevamente con una Colombia que se vio mejor en los primeros minutos, aunque sin profundidad, Chile siguió mandando en la tenencia del balón, aunque ya sin la sorpresa y velocidad de los primeros 45 minutos. Fue un equipo con oficio, que logró controlar esa energía de los cafeteros para transitar el partido con la seguridad de estar bien protegidos en el fondo con una dupla compacta conformada por Medel y Maripán y por su tridente de volantes que manejan las transiciones con madurez y conocimiento.

 

Nuevamente el var

Esto último se ve reflejado en una nueva situación que bien pudo derrumbar al equipo de Rueda. Un nuevo tanto anulado, esta vez a Vidal, a los 72’, hizo que actuara el VAR que acusó una mano de Pulgar entreverado en el área. El rebote llegó a la zurda de Vidal que fue a parar al fondo del arco de Ospina. Nada que decir tras la imagen de televisión. La cuenta siguió sin moverse con un Chile dominando el final, buscando sin muchos argumentos ese gol, consciente de que en los penales, mostraría su real dimensión.

Colombia había apostado hace rato a un final en la muerte súbita. Mostró su tratamiento desde los doce pasos con las correctas ejecuciones de Rodríguez, Cardona, Cuadrado y Mina, aunque Tesillo falló la quinta ejecución.

La definición siguió siendo de alta intensidad, como en los 95’ aplicados por Pitana. La tensión era máxima. A cada tanto colombiano, Chile respondía con las perfectas ejecuciones de Vidal, Vargas, Pulgar, Aránguiz y finalmente Alexis Sánchez, quien se encargó de aplicar la sentencia, demostrando que están intactos, que son de verdad y tienen el derecho de ir a pelear por una nueva final. 0807i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X