Crédito fotografía: 
El Día
Marco y Esteban ya habían manifestado que deseaban romper con el “maleficio” y abrazarse en el puerto de Coquimbo. La alegría tras el triunfo se notó, con bandera chilena de por medio.

Había mucha expectativa de lo que sería la participación de los primos Marco y Esteban Grimalt en la fecha sudamericana que se realizaría, como ya hace varios veranos, en la comuna de Coquimbo, específicamente en la costanera, a la altura del kilómetro 465.

Ya es una tradición que en las últimas temporadas estivales se transformara en la verdadera “capital” del vóleibol playa a nivel nacional e internacional, y en 2019 no fue la excepción.

En ese contexto, los primos Marco y Esteban Grimalt lograron ayer en Coquimbo su decimoséptimo título sudamericano y el segundo consecutivo del circuito subcontinental de la temporada 2019, tras derrotar a Argentina en la final disputada ante tres mil personas en Peñuelas.

Los olímpicos demostraron toda su experiencia para sacar adelante un duelo que les fue adverso desde el inicio y que remontaron gracias a un efectivo bloqueo y un sólido ataque. Parciales de 8-21, 21-18 y 15-12 sentenciaron triunfo de los Grimalt sobre Julián Azaad y Nicolás Capogrosso.

“Fue un partido súper duro. En el primer set no nos salió nada y cometimos muchos errores. Pero, en el segundo set sabíamos que todo podía cambiar y que las condiciones partían de cero. Presionamos harto con el bloqueo de Marco y fuimos creciendo poco a poco. El público también fue clave y nos ayudó mucho en este triunfo”, dijo Esteban Grimalt tras la victoria en Coquimbo.

“Hoy se dio lo que queríamos y logramos ganar el título en Coquimbo. Teníamos una espina clavada porque no se había podido dar y queríamos devolverle el cariño a la gente con una medalla de oro. Hoy demostramos que tenemos mentalidad y juego para salir adelante en los momentos difíciles”, señaló Marco Grimalt.

Con esta victoria, los nacionales cerraron una prolífica semana en Coquimbo, que incluyó el título de la cuarta fecha del Circuito Nacional, el primer lugar en el Grupo C de la CSV Continental Cup y el oro en la segunda fecha del Circuito Sudamericano 2019.

Además, los nacionales consiguieron romper en Coquimbo una racha de ocho años sin ganar en Chile el Circuito Sudamericano, luego que triunfaran por última vez en la edición 2010 que se disputó en Cartagena.

El tercer lugar en la serie masculina fue para los brasileños Jo y Leonardo que vencieron en la lucha por el bronce a los uruguayos Gastón Baldi y Hans Hannibal.

En la serie femenina, en tanto, Brasil mantuvo su dominio en el torneo y volvió a obtener el primer lugar de la categoría. Esta vez el oro quedó en manos de Tainá y Victoria (Brasil 1), que derrotaron 21-19 y 21-17 a sus compatriotas Carol y Angela (Brasil 2)

El tercer lugar quedó en manos de las argentinas Ana Gallay y Fernanda Pereyra, quieres vencieron en la pelea por el bronce a las colombianas Claudia y Andrea Galindo mediante parciales de 26-24 y 21-18.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X