• 70 competidores se enfrentaron en las categorías clásicas y este año debutó el espacio “Junior” para menores de edad. Foto: Andrea Cantillanes
  • Paula Villarroel practica kitesurf hace cuatro años y es una de las favoritas en la competencia, sumando triunfos cada año. Foto: Andrea Cantillanes
  • Cerca de 600 personas reúne en cada versión el Kitesurf Tour en Puclaro.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La competencia rompió records, reuniendo a 70 participantes y congregando a cerca de 600 personas expectantes al desarrollo de los encuentros en cuatro categorías para adultos y una nueva instancia para que los menores mostraran sus destrezas en el espacio “Junior”. Competidores recalcan buenas condiciones del viento en Vicuña.

Una verdadera fiesta del deporte y un panorama imperdible recibió ayer la localidad de Gualliguaica, en Vicuña, donde las velas del kitesurf se tomaron una vez más las aguas y vientos del embalse Puclaro, que reunió a decenas de atletas dispuesto a medir lo mejor de sus destrezas en la XVII versión del Kitesurf Tour by Royal Guard, evento que año a año congrega a centenares de personas en torno a llamativas competencias.

Al mediodía comenzaron a ordenarse las velas al borde de las aguas y de a poco comenzó a configurarse un campeonato que sigue rompiendo records y que promete seguir creciendo en competidores y espectadores.

 

Rompiendo records

Si el año pasado ya había logrado superar todo registro de participantes en un torneo de kitesurf a nivel nacional, con 50 competidores, esta vez la sorpresa fue mayor, ya que llegaron a inscribirse un total de 70 personas, lo que para la organización, “demuestra claramente que el kite está hoy en un auge”, indicó Carlos Ferrer, director comercial del evento.

Ferrer explica que son las características del agua y el viento las que hacen de Puclaro el lugar perfecto para practicar este deporte, y seguir llamando a gente cada año.

“Las condiciones de Puclaro son sencillamente impresionantes, nos encanta hacer kite acá porque tenemos condiciones de viento aseguradas siempre, eso es lo que atrae a toda esta gente, porque sabes que vienes a condiciones seguras. Normalmente los campeonatos tienen tiempo de espera, cuando no son los lugares con este tipo de condiciones, pero aquí se puede dar una fecha fija”, indicó mientas se daban inicio a las competencias y comenzaban a llegar los primeros espectadores, en un evento que reunió a cerca de 600 personas y que se extendió desde las 12.30 hasta pasadas las19:30 horas de ayer.

 

Las categorías

Nuevamente se revivieron las categorías clásicas del torneo. “Freestyle”, que califica los trucos y las maniobras en el aire, donde se puntúa de mejor manera a los riders que se atrevan a desarrollar trucos de alta complejidad, buscando conseguir un salto que cumpla con características técnicas y un aterrizaje perfecto.

También está “Racing”, instancia de la competencia que busca puntuar a los deportistas de la misma forma que una regata, es decir, parten todos al mismo tiempo en un punto, y el primero que cruza la meta se lleva el triunfo.

Por último, está la categoría Megaloop. Esta es, sin duda alguna, la más extrema y deslumbrante de todas, donde se busca que los riders desarrollen distintos saltos, puntuada la maniobra que dure por más tiempo en el aire, sin tocar el agua. Esta categoría aún reúne exclusivamente a hombres.

 

Novedad: Los Juniors

Además, por primera vez en esta competencia, se participó en la categoría “Junior”, instancia creada para esta versión y donde los más pequeños tuvieron la oportunidad de mostrar lo que han aprendido y enfrentarse en el agua al igual que los más experimentados.

“Esto responde básicamente a que hay muchos niños que se están iniciando en el deporte y les queremos dar una plataforma para que puedan mostrar su progresión”, indicó Carlos Ferrer.

Una de las que impulsó la creación de la categoría Junior fue Paula Villarroel, quien el año pasado se coronó como campeona del Freestyle mujeres y este año volvió al Puclaro a repetir su hazaña.

“Yo fui una de las que instó a que crearan esta categoría, me parece perfecto que los niños se interesen por este deporte, y además ya tenemos competencia ahí”, dijo en relación a la más pequeña de las competidoras, que con 14 años logró meterse en una final.

70 competidores se enfrentaron en las categorías clásicas y este año debutó el espacio “Junior” para menores de edad.

Paula hace lo propio y en conversación con El Día antes de disputar nuevamente la final de Freestyle indicó que la clave está en la constancia en el entrenamiento y saber aprovechar las condiciones del lugar.

“Entrenar harto es la calve, entre más horas de navegación mejor te va, esa es la ley”, señaló feliz por su nueva clasificación y elogiando además las aguas y vientos del Puclaro, “acá tenemos un súper buen lugar para practicar, hay viento seguro siempre”, sostuvo la deportista, que está inmersa en el mundo del kite surf hace más de 4 años.

El evento, patrocinado por Royal Guard, reunió a participantes de países como Holanda, Argentina y Francia, además de varios chilenos, principalmente provenientes de la ciudad de Santiago, y los locales de siempre, como Ítalo Agurto, joven de Gualliguaica que el año pasado logró llegar a lo más alto del podio y que este año logró demostrar por qué es uno de los mejores exponentes de este deporte veraniego.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X