• En cuanto al detalle por comunas, el sondeo señala que es Coquimbo la que tiene el mayor déficit habitacional en la región, con 13.331 viviendas.
    En cuanto al detalle por comunas, el sondeo señala que es Coquimbo la que tiene el mayor déficit habitacional en la región, con 13.331 viviendas.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
De acuerdo al informe, existen 21.755 familias que mantienen requerimientos habitacionales por allegamiento, mientras que 14.893 tienen requerimientos habitacionales por deterioro. Las cifras difieren de las entregadas por el Minvu y el ministro de esta cartera, Cristián Monckeberg, indicó que el informe “comete un error metodológico”.

La Cámara Chilena de la Construcción dio a conocer los resultados del Balance de Vivienda y Entorno Urbano, cuyo objetivo es estimar el nivel y la evolución de los requerimientos habitacionales en el país, a partir de los datos de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica, Casen 2017, del Ministerio de Desarrollo Social.

Para ello, se buscó estimar el número de familias que tienen requerimientos habitacionales por allegamiento (RHA) y aquellas que tienen requerimientos habitacionales por deterioro (RHD) o habitan un inmueble cuyo nivel de deterioro representa una necesidad de reemplazo.

Bajo esta lógica, el informe concluyó que en la Región de Coquimbo el déficit habitacional llega a 36.648 viviendas, lo que corresponde a un incremento de un 15% respecto de 2015.

De acuerdo al informe, existen 21.755 familias que mantienen requerimientos habitacionales por allegamiento (RHA), mientras que 14.893 tienen requerimientos habitacionales por deterioro (RHD).

En cuanto al detalle por comunas, el sondeo señala que es Coquimbo la que tiene el mayor déficit habitacional en la región, con 13.331, seguida de La Serena con 10.797 y Ovalle con 3.525.

En cuanto a las comunas que presentan un mayor número de familias con déficit respecto a la población, lidera Río Hurtado con 30%, seguida de Paihuano con 18% y Coquimbo con 15%.

“Lo que apreciamos es una sorprendente manera de aumentar el déficit de vivienda, y a nuestro juicio para justificar la necesidad de construir más” Cristián Monckeberg, ministro de Vivienda y Urbanismo

A nivel nacional, en tanto, las cifras arrojan que son 739.603 viviendas (2,2 millones de personas), las que debieran construirse para resolver la totalidad del déficit habitacional existente en el país. Esto representa un aumento de 13% en comparación con 2015 y considera las viviendas que se necesitan tanto para dar una solución habitacional a las familias que viven de allegadas como para reemplazar unidades inhabitables por su alto nivel de deterioro. En el primer caso, el déficit habitacional asciende a 425.660 viviendas, 35% más que en 2015, mientras que, en el segundo, llega a 313.943 viviendas, 7% menos que en 2015.

Patricio Donoso, presidente nacional de la CChC, manifestó su preocupación por este resultado, debido a que a su juicio demuestra un dramático cambio de tendencia respecto a las anteriores mediciones en que el déficit de vivienda se mantenía o iba a la baja: “Como sociedad no estamos encontrando respuestas adecuadas a un problema creciente. El sueño de la casa propia sigue siendo una aspiración central de los chilenos, pero, para muchos, en especial para las familias de los sectores vulnerables, emergentes y también de grupos medios, todo indica que es un sueño que está cada vez más lejos de concretarse”.

De acuerdo al análisis del gremio, el aumento de las necesidades de viviendas en el período 2015-2017 se explica en particular por un drástico incremento de las familias allegadas. Y esto, a su vez, sería producto de “fenómenos que están en creciente tensión, pero que no han sido resueltos”, según señaló Javier Hurtado, gerente de Estudios de la CChC.

“Por una parte”, explicó el ejecutivo, “es cada vez mayor el interés de las familias por vivir en zonas céntricas, con buenos accesos y buen nivel de servicios y equipamiento. Pero, por otra, en estas mismas zonas, por restricciones que generan las propias autoridades, el precio del suelo donde construir las viviendas que podrían satisfacer esa demanda se ha multiplicado en los últimos años, con lo cual el precio de la vivienda en esos lugares también se ha elevado, muy por sobre el aumento de las remuneraciones en el mismo período”, planteó.

En este sentido, enfatizó que ante la imposibilidad de obtener una vivienda propia en las zonas de su preferencia, el resultado es un creciente número de familias que opta por vivir de allegadas en comunas que, por lo mismo, hoy registran los mayores niveles de déficit habitacional.

 

Resultados difieren de los del Minvu

Cabe destacar que los resultados del informe de la CChC difieren bastante de las cifras oficiales dadas a conocer por el ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) en la zona.

Esto porque en octubre de 2018 el secretario regional ministerial de esta cartera, Hernán Pizarro, manifestaba que en la zona se registra un déficit de 16 mil viviendas, de acuerdo a los datos entregados por el último censo realizado en noviembre del 2017.

Hoy la autoridad regional corrobora estos datos y plantea que “nuestras cifras indican que el déficit en la región de Coquimbo alcanza las 16 mil 421 viviendas”. Añade que efectivamente hay una diferencia entre los números entregados por la Cámara. “Tenemos que diferenciar entre el déficit cuantitativo y el cualitativo, además de las personas que realmente pueden postular a una vivienda y no tienen otro bien a su nombre. Nuestro Ministerio separa la necesidad de viviendas con aquellas familias que requieren mejoramientos”, sostuvo.

Respecto a las medidas que se proponen, Pizarro sostiene que como Gobierno llevan un tiempo ya impulsando la densificación en las zonas céntricas, los subsidios con integración social, el arriendo protegido y los beneficios para los adultos mayores. “Lo importante es que estamos trabajando para disminuir el déficit y durante nuestro primer año de gestión hemos entregado más de 5 mil subsidios en la región y tenemos 19 proyectos en construcción con 2 mil 296 viviendas”.

15% aumentó el déficit habitacional en la Región de Coquimbo respecto de 2015 según el estudio de la CChC.

El propio ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, en declaraciones a La Tercera refutó este informe y manifestó que “lo que apreciamos es una sorprendente manera de aumentar el déficit de vivienda, y a nuestro juicio para justificar la necesidad de construir más”.

El secretario de Estado señaló que el estudio comete un error metodológico, porque “se reúnen en una misma cifra la falta de viviendas con las viviendas que ya existen donde las familias ya están habitando y se tienen que arreglar”, precisó. Asimismo, agregó que “el actual déficit de vivienda es de alrededor de 400 mil y en paralelo hay un déficit de viviendas que hay que mejorar”.

Al respecto, Sergio Quilodrán, presidente CChC La Serena manifestó que “no tenemos diferencias de fondo con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Lo que pasa es que estamos mirando un mismo problema, pero con metodologías distintas”.

De acuerdo a lo señalado por el dirigente “el Minvu estima un mayor número de personas viviendo de allegadas que nosotros, mientras nosotros estimamos un mayor número de familias que necesitan reemplazar sus viviendas por su alto nivel de deterioro”.

“No tenemos diferencias de fondo con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Lo que pasa es que estamos mirando un mismo problema, pero con metodologías distintas”, Sergio Quilodrán, presidente de la CChC La Serena.

Lo que han querido hacer, indica, es “poner sobre la mesa el déficit habitacional total porque estamos ante un problema que no tiene que ver sólo con las políticas habitacionales del gobierno, sino que, con una forma de hacer ciudad más compleja para acceder a una vivienda, especialmente para un segmento creciente de la población: Familias que ya no sólo son de grupos vulnerables, sino también de sectores emergentes y parte de la clase media”.

En cuanto a esto, agrega que “en lo que estamos todos de acuerdo es que se necesita del trabajo conjunto de muchos actores del sector público y también del privado para abordarlo con probabilidades de éxito. Sólo así estaremos contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las familias del país y de la región a través de políticas públicas claras que permitan consolidar ciudades modernas, competitivas y sostenibles”, precisa. 3701i

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X