• Sweetcheese es el nombre del emprendimiento que estará operativo hasta el lunes en Avenida del Mar con Las Higueras.
Crédito fotografía: 
Cedida
Los mismos alumnos son los que diseñaron el plan de negocios, montaron y hoy están ejecutando el emprendimiento, donde en un foodtruck comercializan cheescakes hechos por ellos mismos. La iniciativa se enmarca dentro de unos de los requerimientos de la carrera de ingeniería comercial de una universidad de la capital.

Desde el 4 de enero y hasta el 21 del mismo mes, ocho alumnos de la carrera de ingeniería comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez están llevando adelante un emprendimiento que tiene como objetivo aprender sobre gestión de negocios.

Así, en calle Las Higueras con Avenida del Mar, en el sector habilitado para foodtrucks durante la temporada estival, Paul Bitrán junto a siete compañeros más —o socios—, montaron un servicio de venta de cheescakes en un carrito habilitado para vender comida, para así cumplir con uno de los requerimientos del ramo de Emprendimiento de la carrera.

La experiencia como mejor mentor

Bitrán explica que durante el primer semestre de la carrera mantienen un ramo de inducción al negocio, donde deben comercializar productos o servicios a baja escala, con el fin de lograr cierto capital para montar un negocio más grande en el ramo siguiente: Emprendimiento. “Yo vendí alfajores y la plata que ganamos con esa venta, se guarda para este ramo. Uno gana unos $200 mil que es la semilla para este nuevo negocio”, señala, agregando que la meta es recuperar la inversión, mientras que si hubiera ganancias, estas quedan para los alumnos.

Un elemento diferenciador

Los alumnos saben que en un negocio hoy en día es esencial innovar, por lo que, por cierto, introdujeron un elemento diferenciador. “Vendemos cheescakes con bombillas comestibles, para introducir innovación y además colaborar con el medioambiente. Queríamos vender el producto con una paleta plástica, pero en vez encontramos este producto que es importado desde España, se llama Sorbos”, reveló Bitrán.

Con todo, si bien ha sido una temporada con menos movimiento que otras, los alumnos aseguran que las cuentas son alegres. “No ha habido tanto movimiento, pero de todas maneras hay días o momentos de la noche en que sí hay una buena cantidad de clientes. Aquí ha jugado un rol importante la promoción por redes sociales. El balance es positivo y hemos recuperado la inversión, que era una de las cosas importantes. Pero sobre todo haber aprendido y vivir la experiencia de montar y ejecutar un negocio”, concluyeron.62-03

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X