• En la foto, parte de los dirigentes de Codepue. De izquierda a derecha: Juan Carlos Thenoux, Juan Loyola, Ramón Gálvez y Dusan Koscina. Crédito foto: Andrea Cantillanes.
Los comuneros, liderados por Ramón Gálvez, interpusieron un recurso ante el Segundo Tribunal Ambiental para intentar frenar el proyecto, y así modificar la dirección del recorrido original.

Más de 100 torres de alta tensión contemplan el proyecto Cardones Polpaico, de la empresa Interchile, que consiste en una línea de transmisión eléctrica de alto voltaje desde Antofagasta hasta Valparaíso, pasando por la región de Coquimbo, en 500 kV y doble circuito, junto a las subestaciones que permitirían modificar el nivel de tensión necesaria para su interconexión al Sistema Interconectado Central (SIC).

Sin embargo, y desde los inicios de la introducción del proyecto en el país hace ya tres años, el Comité de Defensores de Pueblos de Elqui, Codepue, se ha manifestado en contra del trazado de la carretera eléctrica que contempla la instalación de 750 kilómetros de torres de alta tensión.

La principal crítica que hacen del proyecto es la poca y nula investigación social que impulsó Interchile antes de participar de la licitación eléctrica.

“En el mapa de trazado eléctrico, hay pueblos que se obviaron como si no existiesen. De hecho sabemos que con el actual plano, habría torres de alta tensión que se ubicarían a menos de 20 metros de poblados, de casas habitadas. Es algo tremendamente peligroso”, explica Ramón Gálvez.

Asimismo, Juan Loyola, director de Codepue, agrega que incluso hubo una negligencia importante de autoridades que no hicieron el trabajo de una investigación social que era necesaria. “Por ejemplo, no se hizo un levantamiento arqueológico del sector, una falta que consideramos grave”, señaló Loyola a diario El Día, precisando incluso que en ningún momento se ha contemplado a los pobladores en la toma de decisiones, configurando así un plan de trabajo que consideran plagado de vicios ambientales y urbanos.

Con todo, la postura de Codepue es clara: no se oponen al aumenta de la potencia de transmisión de energía eléctrica, sino que al trazado. “No podemos aceptar que la ciudadanía no sea escuchada y que se pase a llevar afectando su calidad de vida y nivel de salud. Las autoridades tienen que entender que existen otras alternativas donde no hay personas, ya que está comprobado que las líneas de alta tensión a ese nivel de voltaje, generan leucemia en niños y linfomas malignos en adultos”, denunció.

Un siguiente paso podría ser apelar a la Corte Suprema

Actualmente, el comité está a la espera de la resolución del Segundo Tribunal Ambiental, al que recurrieron para intentar frenar el proyecto con el actual plano de trazado.

El siguiente paso, revelan los comuneros, sería presentar un recurso ante la Corte Suprema con un fallo del tribunal ambiental que indique que no se permitió la anulación del trazado original.

En cuanto a los plazos para dicha respuesta, Loyola, director de Codepue, adelanta que los juicios ambientales son largos, porque están sobrepasados de trabajo, por lo tanto no tienen una fecha estimada para una respuesta. “Lo lamentable es que mientras no haya respuesta del tribunal, el proyecto puede avanzar, pero por el carril de la ley de transmisión eléctrica”, dice Gálvez. Este camino puede llegar a tener incluso tintes de agresividad, porque habilita al tenedor del trazado eléctrico, en este caso Interchile, a tomar posesión de los predios, con acciones que pueden ir en contra de la voluntad del propietario. “Es muy parecido a una expropiación”, dice.

Cabe destacar que cinco localidades de Elqui se verían afectadas por el proyecto Cardones – Polpaico, que pasaría en medio de los pueblos rurales del Elqui de Algarrobito, Altovalsol, Loreto, El Romero y Santa Elisa, influyendo negativamente en su calidad de vida y sobre el patrimonio rural de la zona.

Diputados se suman a la causa

Es importante recordar que en 2015, parte importante de la cámara baja entregó su apoyo a la cruzada que hoy protagoniza Codepue. De hecho, representantes de todos los sectores políticos encararon incluso al ex ministro de Energía, Máximo Pacheco, y de Medioambiente, Pablo Badenier, por el apoyo entregado por el Gobierno al proyecto de trazado eléctrico Cardones-Polpaico.

En la oportunidad, la Sala aprobó un proyecto de resolución por el cual se le pide al Gobierno que retrotraiga el proceso a la fase de ingreso a estudio de impacto ambiental y que constituya una mesa técnico, política y social para definir un trazado viable. Sin embargo, según los dirigentes de Codepue, la iniciativa no tuvo buen puerto.

Actualmente, los diputados Miguel Ángel Alvarado, Sergio Gahona y Christian Urizar han demostrado un fuerte apoyo a la causa de defensa del Valle del Elqui.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X