Crédito fotografía: 
Cedida
El empresario Santiago Peralta, quien creó la marca Pacari, estuvo en La Serena, donde relató la historia de su exitoso emprendimiento con el cual exporta a 42 países.

Hace 17 años, el ecuatoriano Santiago Peralta analizó la posibilidad de aprovechar las bondades del cacao que se produce en los campos de su país para fabricar un chocolate de calidad que pudiese representar los sabores de Latinoamérica. 

Para empezar ,tomó una medida poco usual en el mundo empresarial: pagar el triple a los agricultores que le entregaban el cacao, principal insumo para la fabricación de chocolate. 

La empresa nació en comunión con su esposa. “Ambos teníamos el ánimo de hacer cosas positivas y no arrepentirnos de viejos. Cuando comenzamos a pagar el triple, mucha gente creyó que andábamos en un negocio turbio, pero poco a poco se cumplió nuestro objetivo: la calidad del cacao comenzó a mejorar”. 

Con el transcurso del tiempo, obtuvieron una certificación orgánica que asegura que los cultivos no tienen ningún componente químico y de paso, su compañía ahorró millones de dólares en productos químicos. “Más tarde nos pusimos a hacer chocolate y en el año 2012 estábamos ganando el premio al mejor chocolate del mundo, no solo con sabores puros sino que también con muchos que son latinoamericanos (...) ha sido un viaje hermoso”, relató en entrevista con El Día Radio.

Como exportador agrícola, Peralta había probado suerte con otros productos de su país, como el maní, entre otros; pero, asegura, siempre en los países de destino le preguntaban por el cacao, hasta que finalmente decidió correr el riesgo. “En Ecuador, el cacao tiene una tradición de 200 años de exportación y es, además, el mayor exportador del mundo con un 70 por ciento”.

En la actualidad, su exitosa empresa Pacari, que significa ‘naturaleza’ o ‘amanecer’ en quechua, produce una amplia variedad de chocolates, algunos puros y otros con valor agregado, resaltando sabores cien por ciento de Latinoamérica.

“El más premiado del mundo es un chocolate de 70 por ciento cacao que se llama Ro crudo, versión que inventamos con mi mujer (...) después comenzamos a jugar con diferentes orígenes, como uno que tiene su origen en la zona de Esmeraldas, que es el norte del Ecuador una zona muy lluviosa, es una zona afro”, añadió.

Peralta destacó que sus chocolates estén siendo utilizados por los mejores chefs del mundo como Martín Berasategui y Paco Pérez, ambos con varias estrellas Michelin (máximo reconocimiento a la gastronomía). “En Chile, tengo el agrado de decir que el único producto extranjero de la carta del chef Rodolfo Guzmán del Boragó, restaurant numero 7 del mundo, es nuestro chocolate (...) A Guzmán le encantó nuestro producto y compartimos una conexión filosófica por el tema de la sustentabilidad, de los agricultores felices, de los consumidores felices”.

Salud

Santiago Peralta indicó que los chocolates que producen tienen la mayor calidad que  sea posible. “Estamos viviendo en un mundo donde una de cada dos mujeres tendrá cáncer y lo mismo los hombres, estamos en un mundo donde todos  estamos envenenándonos y para mí lo importante es no ponerte veneno en la boca. (...) Es increíble: tuve el desagrado de leer la etiqueta de un chocolate que se venda acá, en Chile, y que es famoso y por Dios¡ eso no le puedes dar a tus hijos. Nosotros queríamos hacer lo más limpio posible”.

“Conozco doctores que están recomendando nuestro chocolate para la gente que tiene alergias porque nuestro producto no tiene ni alergías ni gluten, no soja trasngénica, ni nueces, ni cacahuates, no tiene ningun alergeno”, agregó.

Sabores latinos

Una de las grandes particularidades de los chocolates Pacari es su variedad de sabores, en que predominan las fragancias de Latinoamérica. “Queríamos mostrar sabores nuestros (...) por ejemplo, el cedrón que ha ganado durante dos años el premio al mejor chocolate del mundo (2015 y 2017), es tomado en todos lados y representa a Latinoamérica”.

Peralta rescató que el cacao, al igual como las papas o el maíz, son productos eminentemente latinoamericanos, y que cacao “no haya tenido una marca latinomericana era un poco vergonzoso”.

Otro de los sabores que destacó es uno que sumó al chocolate  con el ají, el cual se llama  Chile en honor a nuestro país. “Está inspirado en los mapuches y en el merquén, y creo que representa en parte a la cultura y la gastronomía de este país”, aseguró.

“Estoy haciendo ahora un chocolate con aceitunas verdes que es altamente adictivo”, contó entusiasta, e indicó que los primeros clientes que pudieron saborear esta varidad fueron los chilenos,  ya que ni siquiera está presente en el mercado de su país natal. 

El empresario visitó Chile en    distintas ruedas de negocios y a  La Serena llegó con el objetivo de participar en una cata de chocolates, en un evento privado. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X