• Hay que recordar que el proyecto ubicado en Vallenar busca extraer cobre, oro y molibdeno no desarrollados. Así, queda como uno de los mayores proyectos de este tipo en América.
  • Esteban Illanes, gerente de Comunicaciones y Relaciones Gubernamentales de NuevaUnión, adelantó a diario El Día cómo ha avanzado el proyecto minero en Atacama.
Crédito fotografía: 
Cedida
Según confirman en la empresa, el atraso se debe principalmente a la opción de construir una planta desaladora propia, en vez de comprar agua a un tercero. De igual manera, esperan obtener una RCA favorable a fines de 2020 y comenzar a operar en 2023.

Para fines de este año estaba contemplada la entrada del proyecto minero NuevaUnión, ubicado en Atacama, al Servicio de Impacto Ambiental. Sin embargo, debido a posibles cambios en la iniciativa, la empresa confirmó su retraso, contemplando el ingreso del Estudio de Impacto Ambiental para mediados del próximo año.

¿La razón? Esteban Illanes,  gerente de Comunicaciones y Relaciones Gubernamentales de la firma, explicó a diario El Día que cambiaron la fecha de entrada porque están evaluando construir su propia planta desaladora para acceder al agua necesaria para la faena. “Recordar que el proyecto se va a abastecer en un 100% con agua desalada, no ocuparemos ningún tipo de agua continental, dulce o fresca. Y para poder abastecernos teníamos dos alternativas, una era comprarle agua desalinizada a un tercero que tuviera una planta desaladora, y la otra alternativa era construir una planta propia”, señaló. Y si bien la primera alternativa era hasta hace unos meses, por la que se inclinaban, el directorio solicitó al equipo de Nueva Unión evaluar la opción de construir una desalinizadora como parte del proyecto. “Esto llevó al retraso del ingreso contemplado al SEA para terminar la evaluación de esta construcción, tras lo cual el directorio tomará la decisión con las dos alternativas a la vista”, dijo.

EL PROYECTO ESTÁ EN ETAPA DE FACTIBILIDAD

Illanes comentó que el proyecto continúa en etapa de estudio. “Terminamos lo que son los estudios de ingeniería y también el estudio de prefactibildad, lo que dio inicio al estudio de factibilidad que empezó en agosto, proceso que debiera durar más o menos un año y terminar en agosto de 2019”, adelantó.

Hay que recordar que la inversión en el proyecto minero es de US$ 3.500 millones en su primera etapa, y sube a US$ 7.200 millones al contemplar las etapas 2 y 3. En tanto, el monto no aumentaría si la empresa opta por construir su propia planta desaladora, pues la cifra la contempla en su génesis.

“El proyecto está definido en tres etapas operacionales, operando en dos yacimientos.

La primera etapa, que operará por tres años, es donde empezaremos a funcionar en el yacimiento Relincho. La segunda etapa contempla moverse desde Relincho hacia el yacimiento La Fortuna, y la tercera etapa, cuando se termine de explotar este último, contempla volver a Relincho”, explicó Illanes.

Con todo, esperan obtener una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) favorable a finales de 2020 e iniciar la operación el 2023.

8 MIL EMPLEOS EN LA ETAPA DE CONSTRUCCIÓN MÁS ÁLGIDA

Otro de los índices que cambió con la posible construcción de la planta desaladora es la cantidad de empleos que se van a generar. Así, hoy estiman en promedio para la construcción de la etapa Relincho, alrededor de 4 mil empleos con un peak de 8 mil. Y para la operación, alrededor de 2.600 puestos de trabajo.

“Calculamos un período de tres años de construcción de la primera etapa, que es la más intensiva del proyecto ya que implica construir todo lo necesario para que el proyecto opere en forma completa”, revelaron desde la compañía.

COMPAÑÍA NEGOCIA CON PUERTO EN HUASCO PARA SACAR EL MINERAL

Hay que recordar que NuevaUnión contempla yacimientos de cobre y oro (La Fortuna) y cobre y molibdeno (Relincho). Sin embargo, la compañía solo va a producir concentrado de cobre y una pequeña cantidad de concentrado de molibdeno.

“Para sacar el material estamos negociando aún con puertos en la zona de Huasco. La idea es ocupar infraestructura existente para no tener que construir otro terminal portuario”, indicó Illanes. Para que el mineral llegue al puerto, se contempla la construcción de un concentraducto que tiene 135 kilómetros de longitud, y que se inicia en el área de Relincho.

RELACIONAMIENTO CON LAS COMUNIDADES VIENE HACE MÁS DE DOS AÑOS

Actualmente NuevaUnión se encuentra en plena etapa de relacionamiento con la comunidad y consultas ciudadanas. La empresa inició con el proceso de participación pública anticipada hace más de dos años, y según aseguran, están trabajando desde mucho antes con un proceso de relacionamiento comunitario, elementos que van en paralelo.

En definitiva, se les ha mostrado a los habitantes de la zona los alcances del proyecto, su descripción y mostrar los primeros resultados del levantamiento de la línea base.

“Hemos tenido buena recepción, cada vez ha ido aumentando la cantidad de gente que participa de las reuniones”, dijo Illanes.

De hecho, aseguran desde la firma, sus comentarios y sugerencias se han visto reflejados en el proyecto, que ha tenido cerca de 15 cambios que han surgido de las observaciones de la propia comunidad. “Por ejemplo, el camino de acceso al proyecto pasaba por un cerro donde se nos contó que había un sitio ceremonial de una comunidad diaguita. Por lo mismo cambiamos el trazado para pasar por un costado y no por encima”, reveló.

Hay que recordar que el proyecto minero NuevaUnión, es el resultado de un joint venture entre las empresas Teck y Goldcorp, que combinaron dos de sus proyectos anteriores Relincho y El Morro, respectivamente, ambos planeados en la comuna de Vallenar.

INTENDENTE DE ATACAMA VALORA INVERSIÓN

Al ser consultados por el pulso del proyecto entre las autoridades regionales, Esteban Illanes confirma que desde un inicio han tenido un acercamiento con ellas, y a principios de año con el cambio de gobierno, realizaron una ronda de presentación para que conocieran el proyecto. “Hemos ido manteniendo el tacto. En general, ha sido positivo”, dijo el gerente de Comunicaciones y Relaciones Gubernamentales de NuevaUnión.

Por su parte, el Intendente de Atacama, Francisco Sánchez, comentó que el norte es trabajar para volver a la senda del desarrollo, basado en tres pilares: inclusividad, integración y sustentabilidad. “Precisamente en base a esto, queremos que el proyecto Nueva Unión pueda materializarse. Sabemos que la instalación de esta nueva faena minera traería miles de empleos al Huasco, una provincia que necesita un impulso para dejar atrás las altas cifras de cesantía que presentan, por lo que trabajaremos para que Nueva Unión pueda concretarse lo antes posible”, afirmó.

En tanto, agregó que el compromiso del gobierno es agilizar todos los procesos y permisos, para que los inversionistas puedan concretar sus proyectos, cumpliendo toda la normativa. “Sin ir más lejos, en esta administración hemos creado la Oficina de Proyectos Sustentables (GPS) para darle agilidad a la tramitación de inversiones que traigan prosperidad al país y a la región”, concluyó.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X