• El proyecto es considerado de vital importancia para mitigar la congestión oriente-poniente en La Serena. FOTO ANDREA CANTILLANES
  • Se estima que solo las obras de construcción tardarían 2 años, a eso se suma el proceso de expropiación. FOTO ANDREA CANTILLANES
  • Las obras que se realizaron en la intersección con la Ruta 5 ya están habilitadas para dar continuidad a este proyecto. FOTO ANDREA CANTILLANES
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Según indicó el seremi de esta cartera, Hernán Pizarro, a mediados de este año debería terminarse el diseño y si los plazos se dan como están presupuestados se podría licitar el primer semestre del próximo año. *El proyecto tiene una extensión de 6 kilómetros entre la Avenida del Mar y el camino a San Ramón, con dos pistas de circulación por sentido (Oriente y Poniente) en todo el tramo y ciclovías. Incluye además una nueva vía en Los Arrayanes

El proyecto para habilitar de una doble vía a la Avenida Cuatro Esquinas desde la Avenida del Mar hasta el camino a San Ramón es una iniciativa de la que se lleva hablando más de 8 años en la capital regional, pero ahora el ministerio de Vivienda y Urbanismo anunció que pretende acelerar las gestiones para poder iniciar su construcción a fines de 2020, toda vez que se proyecta que esté terminada antes del inicio de las obras del nuevo hospital de La Serena, que se emplazará en los terrenos del actual recinto de Cordep.

Así lo ratificó el secretario regional de esta repartición, Hernán Pizarro, quien manifestó que se están realizando las gestiones para que se pueda agilizar su puesta en marcha. “Ya era importante este proyecto incluso antes que supiéramos que el hospital iba a estar ubicado en los terrenos de la Cordep, pero después de esa noticia ahora ya tenemos certeza de que se hace urgente poder materializarlo”, precisó.

“Ya era importante este proyecto incluso antes que supiéramos que el hospital iba a estar en la Cordep, pero ahora se hace urgente poder materializarlo”, Hernán Pizarro, seremi del Minvu

Advirtió, eso sí, que se trata de una iniciativa de largo aliento. A mediados de este año, se espera terminar con el diseño, que tuvo un costo de 260 millones de pesos. Luego quedaría a disposición para obtener el RS (Rentabilidad Social) “de manera que estimamos que a fines de este año podríamos estar realizando las primeras expropiaciones”, indicó.

 

Buscando financiamiento

El tema es que tiene un costo bastante elevado, 35 mil millones de pesos, 15 mil de ellos solo para expropiaciones. Por esta razón, dice el seremi, se va a tener que ir desarrollando un trabajo de coordinación con todos los sectores involucrados. “Tenemos que tener una buena estrategia regional con la intendenta para poder hacer una alianza estratégica de recursos, porque sectorialmente nosotros como ministerio $35 mil millones no los podemos colocar en uno ni en dos años, tendría que ser por muchas etapas y este proyecto tiene que conversar con la funcionalidad de la ciudad, de la necesidad urgente que tenemos hoy y además con los plazos del inicio y puesta de funcionamiento del hospital”.

El objetivo, indicó Pizarro, es que se pueda llegar a un acuerdo para conseguir financiamiento a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), en Minvu e incluso del ministerio de Transportes. “Allí hay recursos del Fondo Espejo del Transantiago que se pueden ocupar y que son precisamente para potenciar el desarrollo de estas vías estructurantes y estratégicas”, dijo. La diversificación de las fuentes de financiamiento sería necesaria para poder concretarlo en los plazos que se estima.

35 Mil millones de pesos es el costo total de la obra, $15 mil millones solo para expropiaciones.

Con todo, si el proyecto llega a obtener el RS antes de fin de año, la idea es que pueda ser licitado durante el primer semestre de 2020, de manera de poder empezar obras antes de fines del próximo año. “Esa es nuestra expectativa, las cosas pueden cambiar, pero vamos a hacer todo lo posible para que se cumpla este cronograma”, expresó el seremi.

Se estima que solo las obras de construcción tardarían 2 años, a eso se suma el proceso de expropiación. “Lo importante es que estamos todos convencidos de que esto hay que hacerlo y sería un avance importante para mejorar la calidad de vida de la conurbación”, enfatizó.

 

Lo más difícil, la expropiación

El proyecto tiene por objetivo generar una vía que mejorará la conexión oriente-poniente de la ciudad de La Serena, considerando 4 pistas, ciclovías y una longitud de 6 kilómetros aproximadamente. La faja tendrá un ancho de entre 30 y 40 metros, por lo cual, se consideran expropiaciones a lo largo de gran parte del Eje.

En este sentido, según datos del Minvu, presenta 66 roles con terrenos susceptibles de expropiar para la funcionalidad vial, de los cuales, 28 (principalmente viviendas) requieren demolición de construcción. 

“Habían hartas dudas obviamente, porque hay una parte que se va a expropiar, pero estamos hablando que sería el primer eje estructurante vial de oriente a poniente en La Serena”, dice el seremi, quien cuenta que ya se han realizado 4 consultas ciudadanas para explicar el proyecto y quedan otras por realizar. Lo importante, sostiene, es que los propietarios de estas viviendas que van a ser susceptibles de demolición ya están informados de la situación.

“Siempre estos proyectos tratan de provocar el menor impacto posible hacia la gente, pero donde hay que expropiar porque hay que respetar un mínimo de ancho de las calzadas se debe hacer, estamos hablando de 30 y 40 metros ese es el estándar. Hay lugares donde se hace indispensable y no hay otra alternativa”, puntualiza Pizarro.

 2 Años tardarían el total la construcción de las obras.

La autoridad resalta que esta es sin duda una de las iniciativas viales más importantes que se van a desarrollar en la capital regional. Dice que ya se ha hecho el Eje Cisternas y en los próximos años van a comenzar los trabajos de la Ruta 5 en la conexión con Coquimbo. “Pero esta es la única obra de oriente a poniente donde tenemos graves problemas de congestión a la fecha. Por eso es un proyecto que es de alta relevancia y así está catalogado dentro de la estrategia de desarrollo regional”, enfatizó. 

 

Características de las obras

El proyecto tiene una extensión de 6 kilómetros entre la Avenida del Mar y el camino a San Ramón, con dos pistas de circulación por sentido (Oriente y Poniente) en todo el tramo.

Asimismo, considera una ciclovía bidireccional de 2,4 metros de ancho que va a ir por el costado norte en el tramo entre Avenida del Mar y Ulriksen y por el costado sur en el tramo Avenida Ulriksen/camino a San Ramón. Además de aceras de 3 metros de ancho.

De igual forma, implica la intervención y restitución de 9 Semáforos existentes y 1 Semáforo nuevo en Cuatro Esquinas / Ulriksen, todos con sincronismo al estándar actual. Contarán con unidad de respaldo de energía UPS de 2KVA para autonomía de 3 horas.

En cuanto al paisajismo, propone un sistema sustentable con especies vegetales de bajo consumo de agua y bajo mantenimiento, resistentes al clima de la región, combinando alineaciones de palmeras y nativas perennes con esclerófilas, suculentas y xerófilas en tramos diferenciados.

 

Nueva vía en Los Arrayanes

Se contempla además una nueva ruta (solo de bajada) en Avenida Los Arrayanes entre Ulriksen y el camino San Ramón, que quedaría paralela a Cuatro Esquinas (detrás de los colegios).

“Eso nos permite descongestionar toda esa zona donde a diario se genera un caos tremendo de congestión”, dice el seremi.

Contaría con Veredas de 2 metros de ancho y áreas verdes por ambos costados de la vía. De igual forma, permite a futuro, el espacio suficiente para estacionamientos de vehículos y zonas para paradas de buses. No hay intersecciones Semaforizadas ni ciclovía. 3701iR

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X