• Desde la empresa aseguran que las obras establecidas en el contrato ya se encuentran finalizadas y que solo resta la inspección de Concesiones para la puesta en marcha de la vía.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La empresa informó en una publicación que el 8 de julio se pondría en operación esta vía con lo cual comenzaría a operar el pago. Sin embargo, el gobernador de Limarí, Darío Molina, insiste en que hay infraestructuras que deben ser mejoradas. El MOP hará inspección esta semana que determinará si se pone o no en marcha.

Finalmente, el plazo se cumplió. Este sábado a través de una publicación en medios de comunicación, la Concesionaria Ruta del Limarí, de la empresa española Sacyr, anunció que el 8 de julio próximo se pondría en operación la carretera que une las ciudades de Ovalle y Coquimbo, lo que conlleva que los usuarios deberán comenzar a efectuar el pago de peaje.

2.900 pesos será el valor del peaje que deberán pagar los autos y camionetas con y sin remolque.

La firma también transparentó los valores que se cobrarán. En el caso de los autos y camionetas con y sin remolque, será de $2.900 pesos, motos y motonetas $850, mientras que para los buses y camiones será de $5.250. Para los camiones de más de dos ejes el costo fijado será de $9.350.

TÉRMINO DE LAS OBRAS

Tras el anuncio, surgieron versiones que señalaban que la ruta no se encontraba finalizada. De hecho, autoridades como el gobernador de Limarí, Darío Molina, manifestaron que no existían las condiciones para su apertura.

Sin embargo, en entrevista con El Día hace dos semanas, el gerente general de la Concesionaria, Luis Felipe García, ya había adelantado que los trabajos se encontraban óptimos y que sólo estaban a la espera de la revisión final de los encargados de la oficina de concesiones de Santiago para su puesta en marcha. “La obra se encuentra terminada, estamos con remates finales, pero son detalles que se deben ir ajustando para que las cosas funcionen a la perfección el día de la apertura que esperamos se produzca a principios del mes de julio”, señalaba en esa oportunidad.

El ejecutivo detalló que los pendientes sólo consideraban principalmente remates en elementos de la barrera de contención, del drenaje, las salidas de agua “y estamos rematando algunos accesos a propiedades y detalles menores”. No obstante, planteó que del camino como tal no quedaban labores sin concluir, “ya está listo y la obra está con su doble calzada hasta el acceso a Ovalle”, precisó.

OBRAS ADICIONALES

Cabe destacar que luego de la licitación y tras la protesta de pobladores de algunas localidades, al proyecto se le debieron adicionar infraestructuras que no habían sido consideradas en el inicio y que las autoridades creyeron que era pertinente construir. Esto llevó a una extensión de los plazos de entrega. En el contrato inicial estaba fijado para marzo de este año, pero se postergó hasta el 8 de julio, para dar tiempo a su construcción.

Respecto a si estas infraestructuras estaban concretadas, Luis Felipe García indicó que “los trabajos se encuentran terminados, es cierto que siempre hay peticiones que están en distintas mesas esperando que puedan salir aprobadas o no según sea el caso, pero lo que es el contrato principal se encuentra terminado con todos sus elementos”. Sólo quedó pendiente, especificó el ejecutivo, un sector donde se encontraron restos arqueológicos, pero aseguró que son menores y que no implicarían un retraso en la apertura.  “Son unas cruces que estaban pintadas en un sector, pero que son menores y no consideran la detención del proyecto, que va a estar habilitado igual”, puntualizó. 

Según indicó, como empresa ya solicitaron que se produzca el nombramiento de la comisión (de Concesiones) que tiene que hacer esa recepción “y cuando ellos consideren que las obras están en condiciones necesarias se da el aviso a la Dirección General de Obras Públicas, pero en el momento que se autoriza la puesta en servicio ya se inicia el cobro de peaje”, precisó.

GOBERNADOR DICE QUE NO ESTÁ EN CONDICIONES

No obstante, en entrevista con Radio Mistral este sábado, el gobernador de Limarí, Darío Molina, insistió en sus dichos y  manifestó que la obra no está en condiciones para que comience a operar el cobro de peaje.

La autoridad provincial dice que junto a otras autoridades han realizado diversos recorridos por la carretera y han podido visualizar que tiene deficiencias. “Nos encontramos el 11 de marzo lamentablemente con un proyecto que estaba mal elaborado, que tiene una serie de problemas de indignidad para los habitantes que viven aledaños a la carretera, una serie de problemas de seguridad, porque los atraviesos no están en los lugares que corresponden, paraderos que están a 500 o 700 metros de dónde deberían estar, pasarelas que no estaban contempladas y otras puestas en lugares donde no corresponde ponerlas. Hay una serie de problemas de carácter técnico”, especificó.

A su juicio, las autoridades del gobierno anterior debieron prever y resolver estos inconvenientes antes, “esto se debió haber mejorado con la evaluación de la inspección fiscal, que creo que en este caso ha fallado, han fallado los controles que tenía que tener el MOP”.

Consultado en cuanto a si considera que está en condiciones de ponerse en marcha, recalcó que “en mi opinión no, pero lo que hay es un contrato”. En este sentido, agregó que “si uno habla con las autoridades el Estado tendría que pagar unas multas enormes si le impidiéramos a la concesionaria no cobrar el peaje que establece el contrato, acá hay temas de carácter legal, estamos amarrados por un contrato que dejó hecho el gobierno anterior y que le dio el vamos a la construcción”.

Por ahora, indica, ha estado en conversaciones con la concesionaria y el Ministerio de Obras Públicas “para ver cómo se pueden salvar todos estos problemas que hemos ido señalando”.

Ahora están a la espera, dice, de la inspección que realizaría la oficina de concesiones “hay muchas aristas que ver, esto no está definido, yo tengo la impresión de que la carretera no se puede inaugurar porque sería una irresponsabilidad. Confío en que las autoridades competentes  lo podrán resolver”, recalcó el gobernador. 3701i

Resta inspección final del MOP

En tanto, el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, confirmó que efectivamente la concesionaria, cumpliendo con las bases de licitación, dio a conocer las tarifas del peaje de la Ruta 43 que une Coquimbo con Ovalle. Al respecto, detalló que “el precio establecido considera un reajuste del valor original para financiar obras extraordinarias que fueron requeridas por la comunidad”.

Por otra parte y respecto a la fecha de puesta en servicio de las obras, manifestó que ésta quedó establecida contractualmente para el 8 de julio, pero que aún resta que un equipo del Ministerio efectúe la revisión final para su autorización. “Para ello, la próxima semana vendrá un comisión a inspeccionar que las obras del contrato estén finalizadas y así autorizar dicha puesta en servicio, con lo cual la concesionaria podrá comenzar el cobro por peaje”, aclaró el seremi del MOP.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X