Otra vez, después de crear el día del emboque, perdón del taca-taca, se vino el cambio de nombre del Aeropuerto Arturo Merino Benítez, por lo que todos los chilenos nos preguntamos, es que los parlamentarios no tienen otros temas más importantes en que dediquen su oneroso tiempo para nuestros bolsillos, algunos datos, renovación urgente del Código Penal, problemas en la salud, en la educación, en la seguridad, en el transporte, en la vivienda, en las pensiones, todo un bolsón de problemas pendientes y por último deberían crear un nuevo protocolo para postular a cargos de parlamentarios y otros cargos públicos, en especial aumentando los requisitos, hoy en nuestro querido Chile, repito una vez más, se exigen más requisitos para postular a Repartidor de Pizzas en Moto que para postular al Congreso (Ser chileno y respirar), nuestra democracia no tiene entre sus dones el subvencionar la falta de idoneidad para legislar, en cuanto a respaldo profesional (batallones de asesores para apuntalarlos) y financiamiento (con dinero de todos los chilenos), una cosa es el apoyo político partidista que tenga el candidato al Congreso y otra muy diferente es que tenga los méritos personales, profesionales, laborales ampliamente demostrados, las últimas experiencias vistas y escuchadas, han demostrado que todos los candidatos que no superarían un listado de requisitos más exigente y muy acorde al cargo que ocuparán posteriormente en el Congreso, terminan dedicando su tiempo en el Congreso a crear iniciativas muy a la par de sus muy personales y débiles conocimientos y no a los grandes temas que preocupan a la inmensa mayoría de los chilenos y que se supone que por ello fueron mandatados para representarlos en el Congreso y no para darse verdaderos “gustitos personales”... Luis Enrique Soler Milla

 

 

 

X