• Los familiares retiraron el cuerpo de la víctima ayer en el Servicio Médico Legal ubicado en el sector de San Juan en Coquimbo.
Crédito fotografía: 
Jenny Castillo
Ayer los familiares de la joven víctima retiraron sus restos desde el SML en San Juan, lugar donde se vivieron escenas de profundo dolor y donde expresaron su anhelo de que se haga justicia contra quien ellos consideraban un cercano a Sebastián.

Sebastián (16) y D. L. R(15) eran amigos, vivían en el mismo sector de San Juan, Coquimbo, y estudiaban en el Liceo Industrial José Tomás de Urmeneta,  en segundo y primer año medio respectivamente.

Así que era normal verlos juntos y compartir como amigos en más de una oportunidad. Por esta razón es que sus familiares y cercanos no logran entender qué gatillo una disputa tal que el menor de ellos atacara con tanta vehemencia a Sebastián y le causara la muerte atravesándole el tórax de una puñalada, hecho ocurrido la tarde del jueves, a escasos metros del establecimiento educacional en el pasaje Juan Pablo II en el sector de Guayacán.

Ayer los familiares de la joven víctima hablaron en exclusiva con El Día mientras esperaban la entrega de sus restos en el Servicio Médico Legal, ubicado en el sector de San Juan.

 “Hace un año perdimos a un hermano de Sebastián. El cuerpo no da para tanto dolor”, Luis Rojas, tío del menor asesinado la tarde del jueves en Guayacán

Los cercanos a Sebastián no daban crédito aún a que otro menor y amigo de él fuera el autor del horrendo crimen. No podían contener la rabia y el dolor.

Su padre se mostraba deshecho a la espera de la entrega de su cuerpo.

El menor estaba al cuidado de sus abuelos paternos luego que sus padres no vivieran juntos, pero sí era muy cercano a su progenitor quien velaba por todo lo que necesitaba el joven estudiante.

 

Llamado a la justicia

El dolor no le permitió conversar al no querer revivir los hechos ocurridos el pasado jueves, pero sí lo hizo su hermano Luis Rojas, tío del menor, quien dio a conocer los sentimientos que los embarga como familia ante tan significativa pérdida.

“El cuerpo no da para resistir tanto dolor. Nuestra familia está totalmente destruida, queremos que se haga justicia y entendemos que el agresor es un menor de edad, pero queremos que esto se resuelva”, sostiene el afectado familiar.

Luis Rojas afirma que “ahora sólo pensamos en apoyar a nuestra familia. Cuando suceden estas cosas no sabemos qué está pasando con la juventud, en especial el tema del control en los colegios”,  en declaraciones en las afueras del SML.

Consultado si ambos estudiantes eran amigos, el tío del menor asesinado dijo que no eran “muy amigos, pero sí amigos” y que desconoce el motivo de la riña, “ese tema lo verá la PDI. Esperamos estar en el juicio para entender cuáles fueron los motivos”, indicó.

La muerte de Sebastián se suma a otras pérdidas ocurridas en la familia por lo que los abuelos del menor ya no dan más del dolor que se suma a otros hechos que han marcado a los Rojas en el último tiempo.

 

Familia marcada por el dolor

“Hace un año perdimos a un hermano de Sebastián en Santiago, además una hija mía murió de una enfermedad, ha sido un año muy malo. El cuerpo no da para resistir tanto dolor, pero buscamos fortaleza en Dios”.

El tío del joven estudiante, dijo que hasta el momento no han recibido el apoyo del liceo, pero “estamos convencidos de que durante el día se manifestarán”. “Anoche nos visitó una profesora que le hizo clases en enseñanza básica y nos entregó las condolencias”.

El tío de Sebastián dijo que espera que se haga justicia, aunque lo importante para la familia es saber cuáles fueron los motivos que provocaron la riña y la muerte de su ser querido. “Queremos saber los motivos de todo esto, es difícil entender a la juventud hoy en día. Queremos entender por qué pasó”, dijo emocionado Rojas.

Agrega que “Nuestro deber como padres es conocer a nuestros hijos más allá de la puerta de nuestra casa. Él era un chico muy alegre, muy tranquilo, le gustaba mucho el fútbol. En nombre de la familia agradecemos todas las condolencias que le han hecho llegar a nuestro hermano”, aclaró el tío.

 

Velorio y funeral 

Durante la tarde de ayer viernes, el cuerpo de Sebastián fue trasladado hasta la capilla ubicada en el sector de San Juan donde llegaron sus amigos y compañeros de liceo a acompañar a su familia. 

Sus cercanos esperan que mañana se realice un responso para luego despedirlo en el camposanto porteño a una hora que hasta ayer todavía no era confirmada.

 

Apoyo a estudiantes de liceo

Desde la Seremía de Educación se informó que se trabajará junto al Servicio Local Puerto Cordillera (SLPC) para brindar  apoyo psicológico a los alumnos y docentes de manera de enfrentar la difícil situación que viven con la pérdida de uno de sus alumnos.

Indicaron a través de un comunicado que tienen “la convicción de que la convivencia escolar resulta fundamental para asegurar un lugar de estudio agradable, seguro, sin violencia y hábitos saludables”. Agregaron que el próximo lunes 22 de abril se les otorgará ayuda psicológica con 18 profesionales del área, y de ser necesario se pedirá apoyo a otros establecimientos de SLPC. Ese mismo día se realizará una reunión con apoderados del Liceo para informarles de lo sucedido.

En el texto entregado desde la Seremía de Educación se manifiesta que “en cuanto al protocolo de convivencia del establecimiento, se establece que dicho manual siempre se ha respetado y que existe una persona encargada para su respectivo cumplimiento, no obstante, este no se activó porque los hechos ocurrieron fuera del liceo”.

En relación con lo anterior, el seremi de Educación, Claudio Oyarzún, reiteró que este es un momento muy difícil para todos, pero a la vez reafirma su convicción de seguir promoviendo una mejor y necesaria convivencia escolar y un aula segura para todos, para que episodios como estos puedan evitarse. “En los últimos meses nuestro gobierno viene impulsando una serie de medidas que apuntan a combatir firmemente situaciones lamentables como estas que afectan a nuestra comunidad educativa, no pueden ser posibles los actos violentos, el porte ilegal de armas de fuego, armas blancas o artefactos incendiarios. Es por eso que estamos propiciando los Proyectos de Ley Aula Segura y el Programa Elige Vivir Sin Drogas”, señaló.1203

Plazo de 90 días para investigar

La mañana de ayer se realizó en el Tribunal de Garantía de Coquimbo la formalización del menor D.L.R. (15) por homicidio calificado.

El fiscal de Coquimbo, Freddy Salinas, señaló que se contaban con antecedentes suficientes para considerar que el uso del arma, con la cual dio muerte al otro estudiante, significó un actuar a traición y sobre seguro por las condiciones en que se estaba produciendo el hecho.

El persecutor sostuvo que “el tribunal fijó un plazo de 90 días para la investigación y el adolescente quedó en internación provisoria considerando que su libertad resultaba peligrosa para la seguridad de la sociedad”.

El fiscal informó que se contaba con los testimonios de los otros alumnos que estaban en el lugar del hecho, quienes indican que el imputado habría agredido a la víctima con un arma blanca, sin que alcanzara a defenderse”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X