• Este jueves cinco matrimonios beneficiados se reunieron con el seremi del Trabajo Matías Villalobos y el Director Regional de SENAMA, Pablo Elgueta y plantearon las mayores problemáticas de los adultos mayores.
Crédito fotografía: 
Rebeca Luengo
El beneficio instaurado en el año 2011 otorga a las parejas que cumplen cincuenta años de matrimonio 313 mil pesos. En estos ocho años, en la Región de Coquimbo, se han entregado más de $2.300 millones por este concepto.

Con una actividad especial, este jueves se reconoció a nuevas parejas que recibieron el bono “Bodas de oro” en la comuna de Coquimbo. Fueron cinco parejas las beneficiarias de esta iniciativa creada en el primer Gobierno de Sebastián Piñera y que este año ya cumple 7 años y que busca reconocer a quienes cumplen cincuenta años de matrimonio con la entrega de 313 mil pesos.

Junto al seremi del Trabajo, Matías Villalobos y el Director Regional del Servicio Nacional del Adulto Mayor, Pablo Elgueta, los adultos mayores compartieron y relataron sus historias de vida que los han mantenido juntos por más de cinco décadas.

RECONOCER A LOS ADULTOS MAYORES

Y es que en medio de diversas noticias que han revelado el abandono, soledad y precarias condiciones de salud y económicas de los adultos mayores, el gobierno ha decidido generar acciones para visibilizar las condiciones de este grupo y poder resolver sus principales problemáticas. Además de revitalizar las iniciativas que los benefician, tal como este bono “Bodas de oro”.

Así lo manifiesta el seremi del Trabajo, Matías Villalobos, quien destaca esta actividad que permite celebrar a quienes llevan cincuenta años de casados. “Nuestros adultos mayores muchas veces  han sido postergados y en el gobierno se está pensando en ellos. Ahora realizamos esta actividad que nos permite reconocerlos, conocer cuáles son su inquietudes o necesidades y poder llegar con soluciones  para mejorar su calidad de vida”, añade Villalobos.

$313.236 pesos por pareja, es el bono para este 2018 entregando $156.618 a cada cónyuge.

Por su parte, el Coordinador Regional del SENAMA, Pablo Elgueta, agrega que este tipo de actividades en las que se comparte con los adultos mayores,  busca visibilizar a este grupo, especialmente en las principales problemáticas que los afectan.

“En el último tiempo hemos tenido conocido de muertes de adultos mayores, porque la red no ha estado activa, estamos sujetos  a una series de problemas que justamente estamos trabajando  con las diferentes seremis y estamos haciendo diversas mesa técnicas al respecto, para solucionar estos problemas”.

REQUISITOS

Desde el año 2011 a la fecha se han entregado en la Región de Coquimbo 17.398 bonos por un monto sobre los $2.300 millones. De esta cifra, sólo en la comuna de Coquimbo se ha pagado a 4.853 beneficiados por un monto de $660 millones

Quienes pueden optar a este beneficio son cónyuges con 50 años de matrimonio que no se encuentren separados o divorciados, que están dentro del Registro Social de Hogares y que pertenezcan al 80% más vulnerable del país. Además deben acreditar vivir en el mismo hogar o en residencia en hogares de larga estadía (uno o ambos) reconocido por la autoridad. Por otra parte, se deben acreditar estar viviendo en el territorio nacional, por lo menos cuatro años antes de la fecha de solicitud para este beneficio.

También puede optar al bono, quien habiendo cumpliendo 50 años de matrimonio a partir del 1 de enero del 2010, enviuda después de esa fecha. Una vez cumplido los 50 años de matrimonio, el plazo para realizar el trámite de obtención de este beneficio es de un año. Luego de concedió el bono, el plazo para el cobro de los dineros es de seis meses, de no cobrarse en ese tiempo, se entenderá una renuncia al beneficio.5201i

Hernán Vega y Gladys Sánchez: COMPAÑERISMO Y AMOR

Fue en el Hotel Turismo de Coquimbo, que Gladys Sánchez y Hernán Vega se conocieron hace más de 50 años. “Él trabajaba en la pastelería y yo en lencería. Ahí nos conocimos y no nos hemos separado”, señala Gladys. Así han formado “una familia maravillosa con 6 hijos y 16 nietos”, agrega,  Hernán.

El pasado 20 de julio celebraron sus bodas de oro con una gran fiesta de renovación de votos, organizada por sus hijos y que contó con más de 100 invitados.

Para la pareja, el secreto que los lleva a cumplir tantos años juntos es el compañerismo y amor. “Hemos sido felices juntos, pasamos por pobreza, enfermedad, pero siempre juntos. Quizás de mi familia soy la más pobre, pero la más feliz, porque  hemos mantenido el compañerismo y nos hemos amado hasta el día de hoy”, concluye la mujer.  

 

Adriana Ocaranza y Héctor González:  PACIENCIA Y COMPLICIDAD

El 16 de septiembre de este 2018, Héctor González y Adriana Ocaranza cumplirán 60 años de matrimonio.  Su amor surgió en un juego de niños.  

“Yo estaba invitado a un matrimonio y estaba vestido con un ternito azul y chalinita blanca. Estábamos en la plaza esperando el bus a La Serena y era el día de la challa, porque antes se hacían fiestas y carnavales en Coquimbo. En un momento ella aparece con sus amigas y me echó harina y me dejó todo blanco el terno”, relata Héctor.

Adriana agrega a la historia que ese día, que comenzó con Héctor enojado y persiguiéndola,  terminó en un pololeo que duró varios años a través de cartas. El padre de Adriana falleció y su tío, hermano de su madre, que vivía en Arica decidió llevárselos a esta ciudad. “Mi tío estaba preocupado por la situación de mi madre y porque “la muñeca”, como me llamaba, estaba pololeando”, cuenta Adriana. “Héctor me prometió que en cinco años se iba a recibir  y me iba a ir a buscar para casarnos y así lo hizo”, relata emocionada.

Hoy su familia está compuesta por 5 hijos, 16 nietos y 6 bisnietos. Para ambos esto se logra con Complicidad, y paciencia “aguantarse el genio de uno y el otro y conversar siempre”, señala Héctor. Con el bono que recibieron piensan usarlo en una gran fiesta de celebración de matrimonio el 16 de septiembre. “Ya será la quinta vez que me caso con ella, pero no me canso, Vamos a celebrarlo con todos mis hijos y mis amigos”, concluye Héctor.

 

Yubisa Díaz y Nelson Carrasana: COMUNICACIÓN Y AMOR

En un paseo organizado por la empresa de transportes en la que trabajaban sus padres en el sector de El Panul, Yubisa Díaz y Nelson Carrasana se conocieron hace más de 55 años.

Luego de varios años de pololeo, el 24 de julio de 1968 se casaron  y formaron una familia con 8 hijos, 12 nietos y 7 bisnietos.

Yubisa asegura que el secreto para mantenerse juntos ha sido la paciencia, “pero más mía, que de él, creo yo o no?, le pregunta a Nelson, quien de inmediato afirma lo planteado por su esposa.

“Hay harto amor y comunicación. Ella me ha apoyado mucho a mí”, señala Nelson y su esposa destaca en él su preocupación por la familia y sus años que ha dedicado al trabajo para salir adelante.

Ambos estaban felices de ser beneficiarios de este bono, cuyos dineros ya utilizaron. “No queda nada, pero los distribuimos  bien y la platita siempre es bienvenida”, concluye Yubisa.

 

Enriqueta Jeraldo y Osvaldo Saavedra: REGLAS CLARAS Y CUIDADO MUTUO

A los 17 años Enriqueta Jeraldo fue a trabajar a un fundo a cosechar papas. Ahí estaba también Osvaldo Saavedra y así iniciaron una historia de más de 50 años.

“Nos conocimos ahí en el fundo y seguimos viéndonos hasta que empezamos a pololear”, relata Enriqueta. “Me costó si pues”, interrumpe de inmediato Osvaldo quien señala que en su  caso se da claramente el que “hay que sembrar para cosechar”. Es que Enriqueta tiene un  carácter fuerte y que incluso dejó en claro en el desayuno con las autoridades, pero que ha sido la clave para mantener una relación por más de cinco décadas.

“Hay que decir las cosas que uno piensa y como son. Hay que ser firmes en la relación, cuidarse  y cuando ocurren cosas hay que conversarlas y dejar claras las reglas”, explica Enriqueta.

El 28 de junio pasado celebraron sus 50 años de matrimonio junto a su familia compuesta de una hija y un nieto.   

Ambos estaban felices de haber recibido, este bono en el que cada uno recibió  cerca de $116 mil y que les permitirá realizar gastos que cuando se es adulto mayor son necesarios. “Cuando cumples 50 años de matrimonios ya estamos mayores y muchos estamos enfermos. Los medicamentos son caros y esto nos va permitir tener un dinero para gastarlo en remedios y otras cositas”, señala la mujer.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X