• Todos disfrutando de una maravillosa cena en el hogar de cristo
El Seremi de Desarrollo Social, Herman Osses, junto al Diputado, Miguel Ángel Alvarado, realizaron una visita a la hospedería del Hogar de Cristo en la capital de Limarí.

Es la hora de la cena en la hospedería del Hogar de Cristo de Ovalle y poco a poco llegan los comensales; son personas en situación de calle, que están en busca de una comida caliente y refugio. Gracias al Plan Invierno, financiado por el Ministerio de Desarrollo Social, en los meses más fríos han podido acceder a esta ayuda.

El Seremi de Desarrollo Social, Herman Osses, visitó el lugar y destacó que “el Plan Invierno se ha desarrollado de buena manera en esta comuna. La recepción de quienes ocupan esta ayuda ha sido muy buena, ellos están muy contentos con el apoyo que les entrega el Gobierno de la Presidenta, Michelle Bachelet. Hago un llamado a todo el mundo para se acuerden, que ellos son gente igual que cualquiera de nosotros, que la pasan mal estando en la calle”.

En la comuna de Ovalle son más de 780 atenciones que se han entregado, brindando abrigo, comida y alojamiento a los usuarios. Los recursos han permitido aumentar, temporalmente, los cupos de la hospedería de Ovalle de 24 a 36 camas para atender a un número mayor de personas, quienes necesitan resguardarse de las bajas temperaturas.

El Diputado Miguel Ángel Alvarado, Presidente de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara, también estuvo presente en la visita. El parlamentario manifestó que “este programa permite humanizar y darle dignidad al ser humano, estoy complacido de visitar esta hospedería. Acá en el Hogar de Cristo de Ovalle veo un gran trabajo, con una limpieza extraordinaria, una alimentación adecuada y mucho cariño para los hospedados. Uno no sabe las vueltas que tiene la vida, me he encontrado con un compañero de curso del colegio, y dentro de todo su drama, siente que lo acogen, lo reciben, le dan cariño y lo dignifican como ser humano”.

La jornada dio pie a emocionantes testimonios de los beneficiados, como es el caso de Paulo Cuevas, quien entregó la bendición antes de la cena. Este oriundo de Combarbalá valoró el apoyo y relató brevemente su historia: “Antiguamente yo dormía botadito, si no fuera por esta ayuda yo no sería nadie. Estoy muy agradecido, es la pura y santa verdad. Mucha gente que llega aquí me da la mano, tengo tantos amigos y el corazón se me revienta por dar un abrazo. La amistad es la que queda”.

Historias como la de Paulo se han construido a lo largo de más de dos meses de ejecución del Plan Invierno, que continúa hasta la próxima semana en las comunas de Ovalle, La Serena y Coquimbo.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X