• Son miles de toneladas de cables en desuso en las ciudades de todo el país, contaminación visual que podrá comenzar a eliminarse gracias a la nueva ley promulgada por el gobierno. En las municipalidades catalogan como positiva la regulación, ya que los faculta a multar los incumplimientos.
    Son miles de toneladas de cables en desuso en las ciudades de todo el país, contaminación visual que podrá comenzar a eliminarse gracias a la nueva ley promulgada por el gobierno. En las municipalidades catalogan como positiva la regulación, ya que los faculta a multar los incumplimientos.
  • En Coquimbo dicen tener personal calificado en la eventualidad de que tengan que retirar ellos los escombros aéreos. También preparan ordenanza complementaria a la nueva legislación. Como en otros municipios aplicarán multas si es necesario.
    En Coquimbo dicen tener personal calificado en la eventualidad de que tengan que retirar ellos los escombros aéreos. También preparan ordenanza complementaria a la nueva legislación. Como en otros municipios aplicarán multas si es necesario.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Los cobros podrían alcanzar hasta los 50 millones de pesos si las compañías no retiran cables que son considerados escombros aéreos. En municipios dicen que no les temblará la mano si no cumplen las normas. Lo anterior, luego que el Presidente Sebastián Piñera promulgara ley que permitirá retirar dos mil kilómetros de cables.

En los municipios de la región se pusieron en alerta, luego que el Presidente Sebastián Piñera promulgara la ley que  permite retirar los cables aéreos en desuso, pero que también permite aplicar multas que  podrían alcanzar los 50 millones de pesos.

En las municipalidades de la zona dijeron que están dispuestos a cursar las multas que les permiten la ley a las empresas que no retiren los cables en desuso y que provocan contaminación visual y también cierto grado de peligro.

Pero hay casas consistoriales que  van más allá incluso, como  en el caso de La Serena, donde el alcalde Roberto Jacob dijo que ha instruido a su equipo de abogados para que estudie todas las posibilidades de multar también a la compañía eléctrica, ya que según plantea esta empresa hace cobros por el uso de espacios y postes en la vía pública para que otras compañías como las telefónicas instalen cables, cobros por los cuales el municipio no recibe nada.

“Ya pedí a los abogados que estudien el tema legar de cobro por uso de los postes, porque aquí ellos siempre ganan, pero ya llegó el momento de ponerse firmes y ver qué podemos hacer con estos grandes consorcios, grandes empresas”, aseguró Jacob.

Según el edil desconoce cuánto cobran por utilizar los postes, “pero no debe ser poco”, dice.

“Aquí hay que poner mano dura, ya no podemos estar sufriendo la contaminación, cables que se cortan se demoran un siglo en ir a repararlos, hay que estar llamando”. Roberto Jacob, alcalde de La Serena.

Aplicar multas

Sobre el eventual retiro de los cables por parte del municipio, el edil serenense sostiene que “antes de retirarlos nosotros, lo primero es multarlos y multas ojalá cuantiosas para que respondan. Aquí hay que poner mano dura, ya no podemos estar sufriendo la contaminación, cables que se cortan se demoran un siglo en ir a repararlos, hay que estar llamando. Hay que cobrarles, ellos no hacen nada por permitir que una ciudad colonial como la nuestra no se contamine y no hacen nada por sacar los que están demás, nosotros vamos a actuar con todo el rigor que corresponda”, sostuvo el alcalde serenense.

Trabajo consistente

En Ovalle también se manifiestan algo superados con la contaminación visual, la que afecta principalmente al centro de la ciudad.

Respecto al retiro de cables, el director de Obras, Glen Flores Owen, indicó que “iniciaremos un trabajo consistente en la notificación a las empresas involucradas para que retiren sus cables. Estamos conscientes de esta nueva normativa y muy de acuerdo, porque nos permitirá despejar algunas zonas que sólo tienen cables basura, que afectan nuestro entorno”.

El profesional agrega que “nuestra postura es retirar la totalidad de los cables y aplicar las multas que sean necesarias”.

“Los cables de energía son pocos, pues la mayoría son de telefonía y nosotros estamos de acuerdo con el retiro, porque queremos que nuestra ciudad se vea limpia”. Jocelyn Galleguillos, encargada de electrificación y alumbrado público de Ovalle.

Por otra parte,, la ingeniero civil eléctrico y encargada del área de Electrificación y Alumbrado Público del municipio limarino, Jocelyn Galleguillos, indicó que de acuerdo a su análisis “los cables de energía son pocos, pues la mayoría son de telefonía y nosotros estamos de acuerdo con el retiro, porque queremos que nuestra ciudad se vea limpia y con la facultad que nos entrega la nueva ley podremos hacer efectiva esta labor”.

En dicho9 municipio reconocen que si es necesario aplicar las máximas multas, lo harán.

Ordenanza complementaria

En Coquimbo indican que están conscientes de las nuevas leyes que regulan la contaminación aérea y que obliga a las empresas a despejar y retirar todo elemento que no se esté utilizando, pero paralelamente ellos están trabajando en una ordenanza municipal complementaria a las normas existentes y hace aún más efectivas las exigencias.

Pedro Véliz, director de Medio Ambiente del municipio coquimbano, sostiene que “la idea es tener un poco de más fuerza, es lo que nos ha pedido el alcalde Marcelo Pereira, porque para él es una prioridad, por eso tenemos a una persona encargada de hacer todo un barrido sobre la contaminación de cables, que son escombros aéreos”.

Explica que las nuevas normas anunciadas son beneficiosas, especialmente cuando hay ciudades que están saturadas de cables, indicando que hay experiencias incluso fuera del país donde los buenos resultados han sido evidentes. “En países desarrollados ya los cables no existen en vía aérea.

Plantea que también revisten un riesgo estos cables en desuso, porque cuando se genera un cortocircuito en la vía eléctrica, se convierten en focos  de incendio.

Área de alumbrado público

En Coquimbo, reconocen que en la eventualidad de tener que retirar ellos el cableado, están en condiciones de hacerlo, ya que tienen  personal calificado y un área de alumbrado público,   que trabajan todos los días y están calificados en caso de que las empresas que son las responsables no retiren el material que ya no utilizan.

Pedro Véliz señala que “sería aplicar la norma y después hacer los cobros que se estimen correspondientes, tenemos el personal calificado y un área completa que trabaja 24/7”, sostuvo.

La nueva ley

La ley promulgada por el Presidente Sebastián Piñera tiene como uno de sus objetivos disminuir el impacto y contaminación visual y desde el gobierno se informó que la idea era limpiar las ciudades de escombros aéreos, con el objeto de mejorar la calidad de vida en todas las comunas del país.

Al promulgar la nueva norma el Primer Mandatario recordó que desde marzo del año pasado al mes de marzo del presente año, se retiraron 647 kilómetros de escombros aéreos, lo que sería equivalente a la distancia que hay entre Santiago y Temuco.

En la Subsecretaría de Telecomunicaciones, en tanto,  esperan que antes de que finalice el actual Gobierno en 2022, se hayan retirado cerca de 2 mil kilómetros de cables en desuso, lo que equivale a la distancia entre Santiago y Arica . Es decir, más de dos mil kilómetros.

Los responsables

Según los antecedentes entregados por el gobierno, las empresas que requieran usar cables aéreos serán las “responsables de la instalación, identificación, modificación, mantención, ordenación, traslado y retiro de líneas aéreas o subterráneas de cables, con el debido apoyo de la empresa de energía eléctrica, de telecomunicaciones o la entidad propietaria de postes o ductos donde se ubiquen los cables en desuso.

Además, las empresas tendrán un plazo máximo de 5 meses para retirar los cables que ya no utilizan. En caso de no hacerlo en los plazos que establece la ley, los municipios podrán sacarlos, pero posteriormente traspasarán los costos de este operativo a las compañías pertinentes.

Referente a las multas, estas variarán entre los 4,9 millones de pesos, hasta los 49 millones, que irán a las arcas municipales.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X