Crédito fotografía: 
Cedidas
La autoridad destacó el trabajo en conjunto desarrollado por las distintas reparticiones con el respaldo de las empresas de servicios básicos y mineras para el éxito del evento al tiempo que detalló que la inversión total para el eclipse alcanzó a los $2.285 millones.

En el Regimiento “Coquimbo” de La Serena, acompañada de los cientos de soldados y sus familias, la intendenta Lucia Pinto observó el eclipse el martes 2 de julio. “Fue un evento que nunca olvidaré. El eclipse superó todas mis expectativas”, reconoce la autoridad, quien debió liderar durante meses el trabajo de coordinación del gobierno previo al acontecimiento. Al respecto asegura que “como intendenta me siento muy orgullosa de la región y principalmente del trabajo en equipo que se realizó para que todo resultase bien”.

A la hora de los balances, dice que el eclipse “no sólo fue una gran celebración ciudadana en torno al fenómeno natural, sino que en el ámbito de la planificación y los resultados económicos fue un éxito”.

La autoridad destaca el desempeño de las empresas de servicios básicos, como Aguas del valle, que ejecutó un plan de contingencia; y CGE que, por ejemplo, dispuso de una flota de camiones con generadores para la eventualidad de que se produjera un corte en el suministro en el valle del Elqui y otros sectores.

Para la intendenta Lucia Pinto es destacable que más de 307 mil personas llegaron a la región para ver el eclipse, las que significaron ingresos por 56 mil millones de pesos para la región.

 

¿Cuál fue la imagen que se llevó el turista extranjero y nacional de cómo operó la región frente a este evento?

“Creo que dejamos una gran imagen, la cual tenemos que saber aprovechar y desarrollar este impulso que nos dio el eclipse: la imagen que se llevaron los turistas extranjeros y nacionales es de haber una vivido una gran fiesta”.

 

Y ¿en términos de planificación?

“La región estuvo preparada desde el primer momento. No ocurrió ninguno de los vaticinios horrorosos o apocalípticos que existían. En 96 horas, las personas escucharon el llamado que hicimos cuando decíamos que ingresara de manera organizada, que planificará la llegada y que cuando se dirigiera al punto de observación fuese cuidadoso.

La región respondió en cada uno de sus servicios hoteleros, gastronómicos, el comercio, bancarios, tal cual como se había planificado”.

 

Labor en equipo

 

¿Qué papel cumplió el gobierno para que todo resultará un éxito?

 

“Este fue un trabajo absolutamente en equipo porque solo en grandes emergencias se había realizado una labor de esta magnitud. No solo colaboró el gobierno a través del ministerio del Interior, la intendencia, el gobierno regional, las seremías, sino que también Carabineros, el Ejército, la Armada, la PDI, Salud, Bomberos”.

 

¿Cómo evalúa la salida de los turistas?

“Fue sin duda el momento más crítico que tuvimos. En 96 horas ingresaron a la región 65 mil vehículos, los que quisieron salir en menos de 24 horas. Con esas cifras, se esperaba que se produjera una congestión. Hay que estimar que sólo en el borde costero, entre Tongoy y El Faro, hubo 87 mil personas; que a La Higuera llegaron más de 75 mil personas y la enorme cantidad de personas que subieron al Valle del Elqui. Obviamente la infraestructura no iba a responder para esa gigantesca cantidad de vehículos. Lo que sí nos importaba es que todo fuese controlado, y creo que así se hizo”.

 

¿Se evaluó la asistencia de los estudiantes a los colegios el día del eclipse?

“La mayoría de los colegios públicos que son administrados por los municipios declararon que ese día había suspensión de clases, en acuerdo con el Ministerio de Educación (...) Una menor proporción de establecimientos decidieron mantener las clases y hacer un cambio de actividades para observar el eclipse (...) A cada uno de los estudiantes les entregamos los lentes para que tuviesen la posibilidad de ver este fenómeno único”.

 

A la luz de los hechos, ¿Considera que fue una buena decisión del Gobierno que el 2 de julio no fuese feriado?

“Yo creo que no afectó en absoluto que no fuera feriado. Sólo teníamos que ver cómo estaba la ciudad, y a las personas que estaban repartidas en el valle, el borde costero y que se vivió como una celebración, lo que se percibía en las calles, se percibía la alegría, que estábamos presenciado un evento que era único en nuestras vidas. Me parece que no hubo ninguna alteración en el hecho de que no fuese declarado feriado y todas las ciudades respondieron de manera implacable”.

Evento  rentable

¿Cuál fue la inversión total para la planificación de este evento?

“La inversión total alcanzó a los 2.285 millones de pesos. Principalmente en Obras Públicas se invirtieron $1.200 millones, destinados al mejoramiento y limpieza de rutas y carreteras, pero también hubo gastos en el Ministerio del Interior ($116 millones); Salud ($47 millones); Educación ($42 millones); Economía ($400 millones), entre otros. Hay que pensar que en la región quedaron 56 mil millones de pesos, así que obviamente son cuentas súper alegres. En términos económicos fue un evento absolutamente “rentable”.

“Se suma el aporte de la empresa privada de Minera Los Pelambres de 150 millones de pesos, destinado entre otros puntos a la entrega de 250 mil lentes certificados; y de distintas empresas mineras, de 50 millones de pesos”.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X