• La primera de tres intervenciones que se realizaron durante la jornada, estuvo en las manos del equipo encabezado por el Dr. Cristian Rodríguez Concha.
Crédito fotografía: 
Cedida
Equipo Laser Thulium vaporizador prostático y Láser Litho 35W para tratar patologías litiásicas (cálculos), son los nuevos equipos que incorporó el recinto de salud y que permitirán realizar intervenciones más seguras, reducir los días de hospitalización y mejorar la calidad de vida de sus pacientes.

En una constante búsqueda de estrategias para enfrentar la disminución de camas que provocó el terremoto del 2015 en el recinto hospitalario de la ciudad puerto, hoy, el proyecto de contar con tecnología de punta que permita ambulatorizar cirugías, al fin se ha vuelto una realidad.

Ubicando a su equipo médico a la vanguardia de la cirugía de vaporización prostática y láser para patologías litiásicas entre los hospitales públicos del país; logrando intervenir a los primeros pacientes de la región, quienes se encuentran en una satisfactoria recuperación.

Al respecto, el Dr. Mauricio Maureira, jefe de Urología del Hospital San Pablo, señaló la importancia de este gran hito quirúrgico, que se desarrolló de manera exitosa gracias al equipo profesional y a los altos estándares tecnológicos de este nuevo equipamiento. 

“Tenemos dos tipos de equipos. Uno es un Laser de Thulium, el que va a permitir trabajar patologías de tipo prostática benignas y patologías neoplásicas obstructivas. Además, recibimos tecnología para trabajar patologías litiásicas, es decir, trabajar cálculos. Este es un láser que nos permite pulverizar las piedras con instrumental flexible con el que podemos hacer cirugía intrarenal retrograda”, Dr. Mauricio Maureira, jefe de Urología del Hospital San Pablo

“Tenemos dos tipos de equipos. Uno es un Laser de Thulium, el que va a permitir trabajar patologías de tipo prostática benignas y patologías neoplásicas obstructivas. Lo que  no solo significa menos tiempo de hospitalización, sino que también menos tiempo de recuperación y  por lo tanto un reintegro sociolaboral precoz. Además, recibimos tecnología para trabajar patologías litiásicas, es decir, trabajar cálculos. Este es un láser que nos permite pulverizar las piedras con instrumental flexible con el que podemos hacer cirugía intrarenal retrograda, esto es, ubicarnos dentro del riñón y entrar a todas sus cavidades para poder dejar a los pacientes libres de cálculos. Así es que estamos muy felices con esta tecnología que nos posiciona a la vanguardia a nivel nacional y esto va en directo beneficio de nuestros usuarios”.

Estas nuevas técnicas incorporadas, de acuerdo a lo explicado por los especialistas, reducen considerablemente el riesgo en los pacientes, permitiendo de esta forma una recuperación más rápida y segura.

Disminuyendo los tiempos actuales de posoperatorio, que tenían un promedio entre tres a cinco días, a un alta a más tardar al día siguiente de la intervención del paciente. “Para nosotros es muy motivante tener tecnología de vanguardia y ser el único hospital en el norte de Chile que cuenta con esto. Nos permite también atraer especialistas que están muy interesados en venir a trabajar con nosotros, ya que tenemos un servicio implementado con tecnología de primera”, sostuvo el Dr. Maureira.

 

Un gran avance quirúrgico

La mañana del jueves 18 de abril, será recordada con alegría por el equipo hospitalario tras el primer hito quirúrgico en base a esta nueva tecnología, que concretó las primeras intervenciones urológicas de vaporización prostática y laser Litho, con estos equipos en un hospital público del norte del país.

“Esta es la primera cirugía próstata laser que se hace en el norte del país, con una tecnología de punta”, Dr. Cristian Rodríguez Concha, urólogo del Hospital de Coquimbo

La primera de tres intervenciones que se realizaron durante la jornada, estuvo en las manos del equipo encabezado por el Dr. Cristian Rodríguez Concha, Urólogo del Hospital de Coquimbo, quien señaló que “esta es la primera cirugía próstata laser que se hace en el norte del país, con una tecnología de punta, lo cual nos permite resolver este tipo de patologías a los pacientes de nuestra población con el mínimo riesgo y con una máxima eficacia. Por eso estamos muy contentos, ya que vemos que nuestros pacientes pueden optar a este tipo de tecnología de primer nivel que nos permite resolver sus problemas con el mínimo de días de hospitalización y de sonda uretral. Hoy resolvimos la patología de este paciente con el mínimo de tiempo operatorio y sin complicaciones. Así que estamos felices con nuestro primer caso”.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X