• La exposición prolongada al sol puede ocasionar serios daños según el tipo de piel
Crédito fotografía: 
El Día
Los casos de cáncer de piel, ya sea de tipo melanoma o no melanoma, han aumentado considerablemente en la zona en los últimos 15 años

Los rayos del sol se sienten con fuerza desde hace semanas y cuando estamos a punto de recibir la temporada estival es prioridad recordarle a la población las medidas a tomar para protegerse, entre las que no puede faltar el uso de un fotoprotector adecuado para el tipo de piel y la edad, o la ingesta de líquidos.

Así lo indica Nelson Ramos, dermatólogo del hospital San Pablo Coquimbo, quien afirma que para que cuidar la piel es necesario aplicar protector solar una media hora antes de la exposición, preferiblemente a partir de las 09:00 de la mañana y repetir cada dos o tres horas hasta las 17:00 de la tarde.

"La principal causa del envejecimiento de la población es por la exposición solar sin control”, Nelson Ramos, dermatólogo del Hospital de Coquimbo

Comenta además que hay vestuarios que tienen incorporado factores de protección, lo que se recomienda a personas con piel muy blanca o que sufren patologías relacionadas con la exposición solar.

“La ingesta de líquidos también es importante, el uso de sombreros de ala ancha, ojalá que cubran las orejas o de gorros que tengan cobertura para la región cérvico-dorsal. También la utilización de lentes que tengan factor de protección”, precisa.

LAS CONSECUENCIAS

El médico Ramos explica que los efectos de la radicación solar se pueden dividir en efectos agudos, subagudos y crónicos.

Uno de los más comunes es la quemadura solar, generada por exposición solar sin protección, y la repetición de ese tipo de cuadros “que son conocidos por la población como insolaciones, aumenta el riesgo en el futuro de tener cáncer de piel”.

“Por otro lado, la principal causa del envejecimiento de la población es por la exposición solar sin control, que produce un foto envejecimiento”.

LEA TAMBIÉN: Fenómeno de “El Niño” podría generar un significativo aumento de las temperaturas

“Pero no hay que satanizar al sol porque es una agente importante en la vida de las personas. El sol es positivo para el estado de ánimo, para el metabolismo de los huesos y la síntesis de la vitamina D”, agrega.

Sobre el tiempo estimado que se puede tomar sol con seguridad, el especialista destaca que esto depende del tipo de piel de las personas y si están o no están con protección.

“Podemos exponernos con seguridad antes de las 11:00 de la mañana y después de las 3:00 o 4:00 de la tarde. Hay una regla que es muy útil, si tu cuerpo no da sombra no te expongas al sol, pero si da una sombra cada vez más larga en la tierra te puedes exponer”, resalta.

TEMPERATURAS MÁS ALTAS DE LO NORMAL

Cristóbal Juliá, meteorólogo de la región, indicó que durante el mes de diciembre el fenómeno del niño alcanza su máximo por lo que se estima que en el verano se registren temperaturas más altas de lo normal.

“Vamos a tener que acostumbrarnos a temperaturas sobre los 25 o 26 grados en La Serena y Coquimbo y en localidades del interior como Vicuña o Combarbalá se elevarán sobre los 33 o 34 grados”, precisa.

Juliá recuerda que en los meses de diciembre enero y febrero, la temperatura mínima en la conurbación oscilará entre los 14 y 15 grados, -cuando el promedio es de 12 o 13 grados-, mientras que las máximas bordearán los 24 o 26 grados, es decir, dos o tres grados sobre lo habitual.

“Además del fenómeno del niño hay otros factores ligados atribuibles a las altas temperaturas. Ya se ha conversado bastante respecto del cambio climático, el cual produce un calentamiento global y esto por supuesto que tiene un grado de influencia, que no solo afecta a la región sino a todo el planeta de diferentes maneras”, dice. 6101i

SOLMÁFORO PARA MEDIR LA RADIACIÓN

Un aparato que funciona de forma similar a un semáforo de tránsito, pero que sirve para medir los rayos ultravioleta fue instalado esta semana en la Avenida del Mar frente a la delegación municipal.

El solmáforo permitirá medir la incidencia del sol en la piel de las personas que visitan las playas de la comuna y tiene como fin insistir en los daños que puede causar el sol si se exponen por mucho tiempo.

Ernesto Gramsch, profesor de Física de la Universidad de Santiago, explicó que el aparato surgió bajo la iniciativa de la Corporación Nacional del Cáncer, con la idea de tomar medidas preventivas ante la radiación UV.

Este es el  primer solmáforo de las costas del país y el segundo en todo Chile 

“Los colores están definidos por la Organización Mundial de Salud (OMS). El sol tiene muchos tipos de radiaciones y lo que hace el equipo es encender un color de acuerdo a la intensidad de esta radiación, desde el color naranja ya hay que empezar a preocuparse. Pero no solo depende de la intensidad, sino también del tiempo, es decir, si hay baja radiación pero estás mucho tiempo expuesto, igual afectará tu piel”, explicó.

Por su parte, el alcalde de La Serena Roberto Jacob, destacó que la instalación del solmáforo, que se logró mediante un convenio entre el municipio y Mac McDonald's, “es un paso importante para la salud de las personas”.

Actualmente La Serena es el único balneario en Chile que cuenta con solmáforo y es el segundo en el país en ser instalado. El otro se encuentra en Estación Central, Santiago.

 

INCIDENCIA DE CÁNCER DE PIEL EN LA ZONA

El dermatólogo Nelson Ramos comenta que como centro regional de enfermedades de la piel, en el hospital tratan la mayoría de las patologías de la piel de tipo tumoral y “sin lugar a dudas hemos visto un aumento importante en todos los tipos de cáncer en los últimos 15 años.

“Eso es algo que refleja la situación del cáncer de piel en Chile que es una condición que se viene dando en el país, sobretodo en el norte de Chile. La gente de la costa tiene mucho cáncer de piel, al igual que en la cordillera y en el valle central, porque aumentó la radiación y todavía no existe conciencia del uso del fotoprotector solar”, apunta.

Otro problema al que se enfrentan, a juicio del médico, es que muchas empresas y compañías de seguros aún siguen considerando a los protectores solares como un artículo superfluo y no lo reembolsan porque no lo consideran un medicamento.

“Para nosotros es un elemento de alta necesidad que impide o disminuye los riesgos de cáncer de piel y los problemas  salud pública en un futuro, por eso tenemos que apuntar a la prevención y las compañías de seguros deben cubrir este tipo de productos”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X