Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El director del Departamento de Matemáticas asegura que no sólo tiene una propuesta distinta a Avilés, sino que la Universidad necesita renovar sus liderazgos y plantea que no es bueno que una autoridad se mantenga más de dos períodos en el cargo.

Llama a los académicos a votar sin miedo este 27 de septiembre y a revisar e informarse sobre las ideas de cada candidato.

Sin embargo, Marco Corgini Videla, director del Departamento de Matemáticas de la Universidad de La Serena asegura que, luego de interponer la impugnación de la elección ante la Junta Electoral del plantel –lo que también hizo Nibaldo Avilés- y además, en su caso, acudir al Tribunal Electoral Regional para revisar el proceso completo, lejos de aclararse las dudas, éstas han aumentado.

Corgini interpuso un recurso ante el Tribunal Electoral Regional (TER), para revisar el padrón de la elección realizada el 29 de agosto y al mismo tiempo, solicitar que este órgano sea el que cautele las nuevas elecciones. Recordemos que, según la propia universidad, errores en la confección del padrón fueron la causa por la que se anuló la primera elección, luego de solicitudes de ambos candidatos de revisar la lista de votantes.

¿Cuál es el objetivo del recurso ante el TER?

“Si el padrón no se puede revisar en forma adecuada, si no hay condiciones, la Contraloría no va a poner ningún problema en correr las elecciones.  De hecho, nosotros preferiríamos que sea el Tribunal Electoral el que tome en sus manos las elecciones de la Universidad”.   

Corgini explica que, al menos hasta el viernes 14, el Tribunal no se había pronunciado sobre las elecciones y no había confirmado si participará del proceso y que lo más probable es que, por los tiempos propios de este tipo de recursos, el TER tome su decisión después que se realicen la segunda votación.

Según lo que ha señalado, considerando que viene la semana de receso universitario por Fiestas Patrias y que la elección se realizaría sólo tres días después de la vuelta de esta pausa, tampoco ha existido el tiempo suficiente para realizar campaña.

Usted habla que el proceso eleccionario estuvo marcado por varias irregularidades…

“Hay dos tipos de falla.  Las primeras tienen que ver con cuestiones normativas, de procedimiento. Tuvimos dos semanas para hacer campaña, lo que es muy poco si estás compitiendo con alguien que lleva doce años de ejercicio en el poder, lo que es prácticamente nada. Alcanzamos a visitar tres departamentos y en algún momento enviamos una carta a la Junta Electoral, en donde solicitamos una extensión hasta el 5 de septiembre para el proceso. No se nos dio respuesta a ese punto, sencillamente se mantuvo la fecha hasta el 29 de agosto. Estuvimos muy apretados y no se nos dio tiempo para re-revisar el padrón”

¿Cuáles son los nuevos cuestionamientos a la segunda elección?

“Pedimos que se cambiara el sistema de votación a una urna única y no se nos respondió. Según Decreto N°91, en la elección se instalan cuatro urnas, por orden alfabético, pero el problema es que, una vez que tienes que repetir una elección, en un universo de 300 personas (académicos con derecho a voto), sabes quiénes votaron y no votaron por ti y eso se presta para presiones o para llamar a la gente”

La propuesta y solicitud realizada por Corgini a la Junta Electoral de la ULS, es que se realice la votación con cuatro urnas, divididas por orden alfabético de los votantes, que se cuenten los votos por urna y una vez contabilizados, que se depositen en una urna única, se abran y firmen por una sola persona y se verifique por quien votó cada uno.

“La pregunta es por qué no se hace eso, si el Decreto N°91 se modificó en dos días, para dar la posibilidad de voto a los profesores instructores y resulta que no se puede hacer para esto”

¿Esta solicitud de cambio de modalidad de votación está incluida en el recurso ante el TER?

“Está todo pedido, la modalidad de sufragio, que se explique las irregularidades que se verificaron.  Ahora, no entendemos por qué el nuevo padrón no incluye a los profesores investigadores, que habían votado la vez pasada y ahora no aparecen. El padrón lo recibimos el día miércoles 12, para revisarlo y ahora que se vuelve a revisar, nos dimos cuenta que hay un montón de personas que las sacaron sin explicación. Es absolutamente irregular”

¿Votan menos personas?

“Sí. Y esas personas tienen que reclamar y les quedan dos días para reclamar. Las reclamaciones se entregaron el jueves 13 y una vez recibidas, ya no hay tiempo para reclamar”

DENUNCIA DE IRREGULARIDADES

Asimismo, Corgini explica que “entremedio, encontramos otras irregularidades, como la existencia de 53 profesores de distintas facultades y departamentos, que no tenían nombramiento a la fecha, es decir, no eran funcionarios públicos al momento de votar”

Junto con ello, el académico señala que “están impugnados los asesores jurídicos de la Universidad, señor Julio Landaeta y señora Elizabeth Escobar, por un motivo muy simple.  Ellos no pueden participar de esta elección, porque se sacaron una foto en la página del candidato opositor mío como adherentes. Ellos prepararon una respuesta jurídica a la impugnación que presentamos nosotros, por lo que no pueden participar”.

DESCARTA RESPONSABILIDAD EN ERRORES

El Presidente de la Junta Electoral, Miguel Sánchez, reconoció en Diario El Día que las irregularidades del proceso fueron de carácter administrativo, por errores de confección del padrón en la Oficina de Personal, mientras que Nibaldo Avilés fue un paso más allá y responsabilizó al propio Marco Corgini, en su calidad de director de departamento, de no haber enviado a tiempo –previo a la elección- la nómina de académicos a su cargo que estaban habilitados para votar.

¿Cómo toma este emplazamiento de parte del Rector?

 “Es falso. Estaban hablando de mí. Eso es falso y es una mentira. ¿Cómo se hizo la nómina de los profesores? El día 21 de agosto, la Vicerrectora Académica subrogante envió una nota a todos los directores de departamento pidiéndoles que enviaran la propuesta de los profesores con fecha 24 de agosto. Nosotros mandamos el 23 la de los profesores a contrata, que iban a votar. Por lo tanto, ellos (Junta Electoral) tendrían que haber arreglado el proceso y entienden que deben acelerarlo si son esas las condiciones. Yo no tengo por qué saber si los profesores están nombrados o no (si son funcionarios de la ULS)”

En este último tema, que fue parte de los cuestionamientos de la Junta Electoral y el rector hacia Corgini, este último detalla que “el día posterior a la elección, 30 de agosto, nos enteramos porque ellos nos dijeron que no les habían pagado su sueldo. Llamamos a la Dirección de Personal y nos dijeron que no les habían pagado porque no estaban nombrados. El señor rector o su subrogante es el que firma los nombramientos, no los directores de departamento, que sólo hacemos las propuestas”

Más allá de ello, Corgini dejó en claro que su lista presentó una carta de solicitud ante la Junta Electoral de la ULS para extender el plazo de campaña y posponer la elección hasta el miércoles 5 de septiembre. Sin embargo, según el candidato, dicha carta nunca llegó a manos de quienes correspondía, por lo que la petición nunca fue conocida por este órgano.

Miguel Sánchez aseguró que el error en la confección del padrón fue una responsabilidad de la Oficina de Personal…

“Es absurdo. Eso no es cierto, primero, porque el mismo señor rector dijo que la Oficina de Personal es pequeña, con una sola encargada, por lo que me cuesta creer que le encarguen a ella hacer todo esto (elaborar el padrón). Tengo que sospechar que ha sido el secretario general de la Junta Directiva o el abogado. El abogado no puede estar ahí, no puede participar de las elecciones”

“Ese es un problema. De hecho, envié un comunicado junto al movimiento universitario Libertad para Crear, que represento, junto a directores de departamento, excandidatos a rector, exdecanos, etc., hicimos los requerimientos en el momento que correspondía. La precariedad del proceso electoral para nosotros fue absoluta. No le puedo echar la culpa a Avilés y tampoco a los miembros de la Junta Electoral. Ahí, habría que ver quién hizo mal estos procedimientos”

Corgini manifiesta que sus propuestas son realistas y financiables, a diferencias de algunas de las propuestas del actual rector Nibaldo Avilés, quien entre otras propuestas planteó la creación de 100 cargos en propiedad al 1 de enero de 2019, lo que a su juicio es imposible y que ya se había prometido en 2011 y no se llevó a cabo.

Asimismo, el académico asegura que un caso que mantuvo a la Universidad en vilo este año, como es el fallo que obligó a la Universidad a pagar un total de $1.500 millones a los 24 académicos jubilados que estaban haciendo clases y que fueron despedidos en 2017, se debiese haber resuelto de manera interna y no judicialmente, lo que habría ahorrado recursos que permitirían que la casa de estudios ponga en marcha varias nuevas facultades.

Esta es la primera vez en la historia de las universidades chilenas que se impugna una elección de rector…

“Así es.  Es vergonzoso. Somos famosos por una impugnación (…) es un ejercicio democrático y el impugnar una elección es nuestro derecho. No haberlo hecho antes, hace cuatro años, cuando se hizo una campaña muy sucia, fue un error grave. Esta vez sí no la dejaremos pasar”

RESPUESTA A PROBLEMAS EN LA GESTIÓN

El resultado, inesperado para la mayoría de la comunidad universitaria, responde, según Corgini, a varios hechos que mantuvieron los ojos de la opinión pública sobre la universidad, tales como las irregularidades en el manejo de los contratos y supuestas irregularidades en la extracción de mineral y la operación de la Mina Escuela, tales como extracción de volúmenes de material mayores a lo autorizado, además de la deuda de $1.500 millones de la casa de estudios con los 24 académicos pensionados que continuaron haciendo clases y luego fueron despedidos.

El rector Nibaldo Avilés aseguró que parte de su estilo como director de departamento y que se ha reflejado en esta elección, es que usted somete todos los temas a análisis con abogados o, como es este caso, lo judicializó.

“La Universidad es un ente cerrado.  Se nos ha acusado de judicializar algunas cosas. Vuelvo al caso de los pensionados, que fue tratado en la Junta Directiva, en Consejo Académico, de forma cerrada. Se planteó una sola posición, no se les dio la posibilidad de defenderse y se les aplicó una norma que es correcta, que quedaban desafectados de la institución por un efecto del Estatuto Administrativo, obviando que había documentos que la Universidad les entregó, que decían que ellos no estaban afectos al Estatuto. Esa es la opinión de la Universidad, se convencieron todos que los profesores jubilados, personas que llevaban 40 o 45 años en la Universidad eran malas personas, unos corruptos. Vamos a Tribunales laborales y dos fallos distintos, de juezas distintas, dicen que hay discriminación por edad y que la Universidad debe pagar”

Corgini señala que en el caso de la indemnización de $1.500 millones que debió pagar la ULS  a los 24 académicos despedidos, la casa de estudios incurrió en otras irregularidades, como no dejar declarar junto a su abogado al académico que representó a los desafectados ante la Junta Directiva, considerando que al abogado de la Universidad sí se le permitió declarar.

Esto lleva a Corgini a reiterar que la Universidad de La Serena realiza sus procedimientos de manera autárquica y unilateral y a proponer que se debe realizar un cambio, con mayor transparencia en los procesos.

“Esas no son cosas menores y suman al momento del resultado de la votación.  También tiene que ver la gestión. Nosotros estamos planteando una gestión diferente, lo que significa empoderar a los departamentos, las unidades, donde está la base académica y a las facultades y consejos de facultad, para que tomen las decisiones académicas, cosa que no se ha hecho durante los últimos 12 años”, expresa Corgini.

¿Comparte la idea de que estas elecciones han estado marcadas por los emplazamientos mutuos más que por las propuestas concretas?

“Sí. Nosotros dimos a conocer nuestra propuesta completa, con propuestas específicas. Lo hicimos en el debate y lo seguimos haciendo. Casi todos los días enviamos mails a los académicos, no atacando al candidato, sino que especificando qué es lo que vamos a hacer. Tenemos un grupo de gente muy imaginativa, que ha hecho memes, que a algunos no les gustan, pero es una candidatura alegre. Sin embargo, del otro lado, ha sido una campaña muy agresiva”.

 Respecto de su gestión, el rector asegura que su campaña ha estado basada en la crítica y el ataque más que en la propuesta…

“Hay varias diferencias. Nosotros estamos hablando de democracia universitaria y en el caso de él no hay democracia universitaria. Queremos que las unidades académicas y facultades se empoderen. Eso no ha sucedido en los últimos 12 años. Entonces, si decir la verdad es atacar al candidato opositor, obviamente es un ataque. Eso es lo que queremos revertir”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X