Foodtrucks: Los Carros de la Discordia

El verano recién pasado, tras el terremoto y posterior tsunami y las marejadas de 2015 que afectaron a los locales del borde costero, se aprobó la instalación de estos carros de comida apoyando los servicios de alimentación. A pesar que se convirtieron en un atractivo turístico para los miles de visitantes que llegaron a la capital regional, no cumplieron con las exigencias y fueron el blanco de las quejas de los vecinos del sector por los ruidos molestos y la falta de higiene.
Leer más

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

X