Crédito fotografía: 
Internet / Referencial
El Centro Avanzado de Tecnología para la Minería (AMTC) ha celebrado que por primera vez la Armada centre la investigación en la geología, ya que hasta la fecha no hay información científica al respecto

Un crucero científico de la Armada chilena comenzó esta semana el análisis de unas muestras recogidas en el subsuelo marino en el sur de Chile, tras regresar de una expedición centrada en proyectos geológicos en busca de indicios de minerales como el oro.

Según informó el Advanced Mining Tecnhology Center (AMTC) de la Universidad de Chile, el buque científico AGS-61 "Cabo de Hornos" acabó su expedición el pasado 18 de octubre, después de tres semanas de navegación, e inició los primeros análisis de las muestras obtenidas en busca de minerales pesados en el subsuelo marino.

El doctor Marcelo García, investigador del AMTC y geólogo experto en exploración de yacimientos, explicó que, en una inspección preliminar de las muestras, no han hallado partículas de oro pero sí una buena cantidad de pirita.

"Hemos tomado muestras muy desparramadas en un área muy grande. Habría que tener mucha suerte para encontrar el yacimiento con un estudio de este tipo”, dijo el doctor Marcelo García

La pirita, aunque no contiene metales atractivos, es un indicador de procesos asociados con la mineralización en las rocas y podría suponer el hallazgo de zonas de explotación minera.

Desde 1995, la Armada de Chile organiza cada año un crucero científico para realizar investigaciones centradas en la oceanografía, la geofísica y la geología.

"En estos años ha habido estudios geológicos muy puntuales y poco sistemáticos. Esta vez es el primer crucero en el que la mayoría de proyectos son geológicos, en concreto, cuatro de los siete que se han realizado", afirmó el doctor García.

El proyecto número 24 del CIMAR (Cruceros de Investigación Marina), organizado por el Comité Oceanográfico Nacional (CONA) y el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), recogió 16 muestras de sedimentos del fondo marino del sur del, entre la isla de Chiloé y la Península de Taitao, con el objetivo de hallar concentraciones de minerales pesados (oro, platino y titanio), nódulos de hierro-magnesio y/o hidrocarburos.

"Hemos tomado muestras muy desparramadas en un área muy grande. Habría que tener mucha suerte para encontrar el yacimiento con un estudio de este tipo. Pero sí son datos que sumados con otros estudios y más elementos indirectos podrían servir para un futuro", agregó el doctor García.

A pesar de que en el análisis superficial no se hayan hallado las partículas esperadas, se trata de una submuestra y todavía faltan los análisis minuciosos de laboratorio, que empezarán ahora y de los que se tendrán resultados definitivos en enero de 2019.

En todo caso, desde el AMTC han celebrado que por primera vez la Armada centre la investigación en la geología, ya que hasta la fecha no hay información científica al respecto y este primer estudio permitirá a largo plazo hacer una descripción de la geología y de los recursos existentes en la Zona Económica Exclusiva de Chile.

Los estudios realizados a bordo del "Cabo de Hornos" también abarcaron el registro de grandes sismos ya que el país, que se encuentra sobre el Cinturón de Fuego del Pacífico, está considerando como uno de los lugares más sísmicos del planeta.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X